Al menos cuatro personas resultaron heridas en Nueva York en una explosión ocurrida este lunes en la terminal de autobuses más importante de la ciudad, en lo que el alcalde Bill de Blasio calificó como un “intento de ataque terrorista”.

La explosión, ocurrida en la terminal de autobuses de Port Authority, sucedió poco antes de las 07:30 hora local, lo que provocó la interrupción de las rutinas cotidianas de miles de pasajeros debido a que al menos tres líneas de metro fueron también evacuadas.

Las autoridades indicaron que el sospechoso, un inmigrante de Bangladesh de 27 años de edad, identificado como Akayed Ullah, es una de las personas heridas. Ullah se encuentra bajo custodia en un hospital y al parecer su condición es grave.

Las otras tres personas heridas se encontraban próximos a Ullah cuando detonó el explosivo, aunque sus lesiones no ponen en riesgo sus vidas, de acuerdo con el Departamento de Bomberos de Nueva York.

Al parecer la explosión sucedió cuando el dispositivo que Ullah aparentemente llevaba sujeto a la cintura hizo detonación en uno de los túneles que conectan la terminal de autobuses con una estación de metro. De Blasio calificó el dispositivo como una bomba casera de baja tecnología.

“Esto fue un intento de ataque terrorista. Todo lo que sabemos es que este individuo gracias a Dios fracasó en sus intenciones”, expresó De Blasio en una conferencia de prensa.

De acuerdo con el comisionado de la policía, James O'Neill, el sospechoso pudo realizar declaraciones tras su detención, aunque el funcionario declinó decir si lo vinculaban con el grupo terrorista del Estado Islámico (EI).

Autoridades declararon que cuando policías llegaron a la escena, vieron alambres que se arrastraban de las ropas de Ullah, y que éste llevaba sujetas varias baterías alrededor del cuerpo.