La titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), Magdalena Ruiz Mejía, indicó que Jalisco cumple con los estándares del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) sobre obtención de información de estaciones de monitoreo atmosférico del país en tiempo real para alimentar en el Sistema Nacional de Calidad del Aire.

Resaltó que actualmente el Sistema de Monitoreo Atmosférico de Jalisco (SIMAJ) ocupa el cuarto lugar en el ranking nacional entre las entidades con más de seis estaciones, y ocupa los primeros sitios con infraestructura que varía de dos a cinco estaciones.

Detalló que el gobierno de Jalisco trabaja en la actualización y optimización del SIMAJ, así como en los reportes y disponibilidad de información, para la toma de decisiones por parte de los ciudadanos.

Enfatizó que actualmente el sitio web oficial siga.jalisco.gob.mx/aire2017 permite monitorear cada hora la información de las estaciones de monitoreo a través del Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (Imeca).

Así como conocer los niveles de contaminación en una zona mediante las concentraciones registradas en el área Metropolitana de Guadalajara.

Expuso que el INECC es la institución federal que evalúa el desempeño de las redes de monitoreo, establece los lineamientos para el proceso de monitoreo y los datos que deben resultar de los sistemas de medición de calidad del aire (calidad y disponibilidad), todo ello como lo establece la Norma Oficial Mexicana NOM-156-SEMARNAT-2012.

Destacó que tras esta evaluación, la Semadet refrenda su compromiso por mantener procesos que garanticen datos confiables respecto a los niveles de polución en la ciudad.

Resaltó que lo que presenta Semadet en el sistema de información en el tema de monitoreo y calidad del aire "es no sólo de alto nivel de confiabilidad, es un sistema de monitoreo que tiene que estar armonizado y auditado todo el tiempo por un sistema nacional de calidad del aire que maneja la federación".

"Por lo tanto los datos que ofrecemos a los ciudadanos están bajo estos estándares, está catalogada como una de las mejores a nivel nacional y nuevamente invitamos a las autoridades federales a que nos auditen en 2018".

Indicó que la situación de la contaminación atmosférica en Jalisco representa retos para el SIMAJ, entre estos está integrar mayores recursos humanos especializados para su mantenimiento y operación, aumentar la vinculación con mayor número de usuarios de información, especialmente academia y centros de investigación.

Asimismo instalar monitoreo atmosférico en ciudades medias como Puerto Vallarta y zonas metropolitanas en el interior de estado y contar permanentemente con suficiencia presupuestal para su mantenimiento y operación a lo largo del año.

Señaló que el INECC recomienda evaluar con detenimiento y bajo protocolos adecuados la calidad de sensores para medir la calidad del aire ahora disponibles en el mercado, así como sus datos, dada la falta de estandarización que estos dispositivos tienen con respecto a los métodos de referencia para medir contaminantes en el aire.

La especialista expuso que el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático recomienda evaluar con detenimiento y bajo protocolos adecuados cualquier tipo de sensores de calidad del aire.

Detalló que ante este reto de innovación y de buscar alternativas de bajo costo, la Semadet ha buscado alternativas y colaboraciones con instituciones académicas como el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), que actualmente lleva a cabo un proyecto de evaluación de este tipo de sensores.

Dijo que el propósito de los sistemas de monitoreo atmosférico es garantizar el diagnóstico y vigilancia de la calidad del aire de manera que se genere información real, válida y comparable con los diferentes sitios y redes del país.

Refirió que esta información es utilizada como instrumento fundamental en el establecimiento de políticas ambientales de protección a la salud de la población y el ambiente.

Expresó que a pesar de que la red de monitoreo del área metropolitana de Guadalajara inició operaciones con ocho estaciones en 1993 de manera ininterrumpida, ha mantenido y mejorado sus procesos de monitoreo mediante la integración de dos estaciones más.