La Corporación Kalashnikov, el más grande fabricante ruso de armas pequeñas, pasará a ser propiedad en tres cuartas partes de su actual director general Alexey Krivoruchko y la firma Transmashholding, anunció Rostec.

La decisión ya está tomada y será anunciada a principios del año entrante, dijo Sergey Chemezov, presidente ejecutivo de la corporación estatal rusa Rostec, propietaria actual del 51 por ciento de Kalashnikov.

La operación consistirá en que Krivoruchko y Transmashholding comprarán 26 por ciento de las acciones de la empresa menos una, con lo que poseerán 75 por ciento menos una de las acciones de Kalashnikov.

Con ese movimiento Krivoruchko se convertirá en propietario mayoritario de la empresa, mientras Rostec manejará el 25 por ciento más una de la acciones.

El pasado 2 de diciembre el primer ministro ruso Dmitry Medvedev aprobó que Rostec vendiera parte de sus acciones de Kalashnikov, que exporta a más de 20 países, recordó un despacho de Itar Tass.