Más de 800 mil personas disfrutaron del desfile de globos gigantes más importante de Sudamérica y que marcó  el inicio de las fiestas de la Navidad en la capital de Chile, en una calurosa tarde santiaguina del verano austral.

Por la principal avenida de Santiago, un total de 14 globos gigantes que representaban personajes infantiles, y unos 700 artistas, entre músicos, bailarines y comparsas, dieron vida a la novena edición del Paris Parade.

Por unos dos kilómetros desfilaron personajes como Coné y Yuyito, el perro Marshall de la serie Paw Patrol, el perro Chocolo, Peppa Pig, Kung Fu Panda, Las Chicas Súperpoderosas, entre otros, que dejaron sonrisas en las caras de niños y niñas.

Además, varios carros alegóricos adornaron una extremadamente calurosa tarde en la capital de Chile, como la de Rayen, una muchacha sobre una bicicleta mágica de 8 metros de altos y 10 de largo, que transportó pedacitos de naturaleza a través de las calles capitalinas.

“Este desfile se ha convertido en una de las fiestas ciudadanas más importantes y esperadas por los niños, la que nos otorga la gran responsabilidad para seguir sorprendiendo a todas estas personas año a año”, señaló el gerente general del comercio minorista Paris, Ricardo Bennet.

Una de las sorpresas de la presente edición fue las 10 comparsas internacionales, que representaron a los inmigrantes que han llegado en masa a Chile en el último tiempo.

La versión de comparsas se triplicaron en relación al año pasado, y los países representados fueron Perú, Colombia, Bolivia y Brasil, que con trajes y estilos folclóricos característicos dieron el toque internacional.