Con mariachi celebró el Hospital Civil de Guadalajara a 204 grupos voluntarios que trabajan los 365 días del año para beneficiar a pacientes y familias del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde y del Nuevo Hospital Civil de Guadalajara Dr. Juan I. Menchaca.

El director del Hospital Civil de Guadalajara, Héctor Raúl Pérez Gómez, añadió que lo anterior se llevó a cabo en el marco del Día Internacional de los Voluntarios.

Dijo que el Antiguo Hospital Civil cuenta con el apoyo de 120 grupos que a diario otorgan alimentos, desayuno, comida y cena todos los días del año a familiares de pacientes hospitalizados, además de 30 grupos que aportan acompañamiento físico y emocional a los mismos.

En el Nuevo Hospital Civil de Guadalajara brindan apoyo a pacientes y familiares 40 grupos que ofrecen alimentos y 14 grupos de acompañamiento.

Agradeció a todos los voluntarios "por lo que hacen día a día a favor de los pacientes del Hospital Civil de Guadalajara y sus familiares, qué alegría poder tener la gran oportunidad de reconocer el magnífico trabajo que realizan a favor de quienes más necesitan".

Anunció la construcción de un tercer comedor para brindar alimentos en el área antigua, a familiares de pacientes del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara, la cual iniciará en los primeros meses del año 2018.

Informó la construcción de un albergue para familiares de pacientes, con una inversión aproximada de seis millones de pesos, recurso proporcionado por DIF nacional y estatal.

Recordó que en los últimos tres años se logró la habilitación de un comedor en el Nuevo Hospital Civil y otro en el Antiguo Hospital Civil, gracias al trabajo del voluntariado y el apoyo del DIF nacional y estatal.

A su vez el director del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde, Benjamín Becerra Rodríguez, compartió a los presentes una anécdota donde en una ocasión un familiar de un paciente, originarios de Poncitlán, se acercó a extender su necesidad económica, pues no completaba el dinero suficiente para poder pagar los servicios médicos que se le habían brindado".

Agregó que el paciente no traía dinero para regresarse y mucho menos para pagar un lugar donde pasar la noche.

"Ese frío es el que en muchas ocasiones los pacientes sienten, y no porque estemos en diciembre, ese frío que el paciente siente en mayo, en junio, en julio es por el sufrimiento que tienen por la enfermedad, el no encontrar las soluciones, que un médico les pueda dar solución, algo que tienen qué hacer cuando vienen del interior del estado".

Reflexionó sobre la pobreza del paciente, "no viene solo, siempre son acompañados de uno o dos familiares, esos familiares dejan de trabajar, dejan de producir y por lo tanto se ve mermada su economía, esa frialdad con la que vienen, con la esperanza de encontrar una solución, esa solución la hacemos en conjunto".

Por su parte la representante del Voluntariado del Hospital Civil de Guadalajara, Fundadora del grupo Voluntarias Contra el Cáncer y Coordinadora del Grupo de Navegación del Hospital Civil de Guadalajara, Esther Cisneros Quirarte, alentó a los asistentes a seguir con esta práctica de amor a los demás.

"Si cada uno de ustedes, así como trabajan y ponen el ejemplo a los demás, si además de eso se propusieran en este 2018 comprometer a un familiar, a un amigo, a un vecino, a un hijo, a alguien para que siguieran ese gran ejemplo que ustedes hacen al ayudar a los demás, se duplicaría esa cantidad, imagínense este mundo lo que cambiaría".

Subrayó que los voluntarios están siempre comprometidos con hacer del mundo un lugar mejor, "desde los voluntarios comunitarios hasta los que trabajan al frente de la asistencia ante los desastres naturales, el voluntariado representa la esencia de los valores de la humanidad".

Como muestra de agradecimiento por su noble labor, cada uno de los grupos voluntarios del Hospital Civil de Guadalajara recibió un reconocimiento, al igual que la maestra Esther Cisneros Quirarte, por su trabajo al frente de estas personas que ofrecen su servicio altruista.