El Programa de Fomento de Proyectos y Coinversiones Culturales, realmente puede ayudar a los jóvenes creadores a tener una oportunidad para desarrollarse y proyectar su trabajo más allá de sus lugares de origen, aseguró el joven guitarrista yucateco Víctor Celis.

En entrevista, indicó que a través de una beca que obtuvo de ese programa operado por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) le fue posible realizar una gira tanto en esta entidad, como en otros estados del país, lo cual le ha permitido difundir su trabajo de una manera más amplia y ante nuevas audiencias.

“Me aprobaron un apoyo que me ha permitido estar de gira en un periodo de cuatro cuatrimestres, el primero estuve de gira en esta entidad, el segundo cuatrimestre concluyó en noviembre con presentaciones en entidades como Querétaro, Campeche, Quintana Roo, Tabasco, en la Ciudad de México, entre otros”, precisó.

El apoyo del Fonca, también le permitió realizar presentaciones de su trabajo como guitarrista clásico en Sinaloa, Nuevo León, Chihuahua, y Jalisco, entre otros, a donde llevó su gira denominada “La guitarra yucateca”.

“Esta beca me ha permitido presentarme en bastantes espacios, por lo que sin duda se puede decir que se trata de un programa efectivo para apoyar a quienes se quieren dedicar a la música o a otras expresiones del arte”, comentó.

Sin embargo, aclaró que no es fácil conseguir una beca, “no te la van a dar nada más así porque sí, te tienes que preparar y estudiar, pues vas a competir con gente que también está en busca de un apoyo para llevar su trabajo más allá de sus lugares de origen y que ha trabajado duro y profesionalmente para conseguirlo”.

El joven egresado de la Escuela Superior de Artes de Yucatán, indicó que en su recital incluye obras de su disco “Los Sonidos del Mayab”, conformado por canciones de su autoría y que aluden a la fuerte influencia maya que hay en su trabajo.

Lo que resta de su gira, incluye nuevas presentaciones en Yucatán e incluso en su natal puerto de Progreso.

Finalmente Celis Padrón, comentó que él es una prueba de que aún se puede vivir de la música en México, “pero ahora sí que hay que moverle, uno tiene que encontrar el modo, estudiar y prepararse para poder aprovechar las pocos o muchas oportunidades que puedan presentarse”.