La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró dos coyotes, un gato montés, dos mapaches y un tigrillo, en el municipio de Atempan, Puebla, debido a que su propietario no acreditó su legal procedencia.

En atención a una denuncia, personal de la delegación federal de dicho organismo en la entidad llevó a cabo una inspección en una granja en el que se constató la presencia de los animales.

La Profepa detalló que solicitó al propietario la documentación para acreditar la legal procedencia de las especies, de acuerdo con lo estipulado en la Ley General de Vida Silvestre; sin embargo, el visitado no presentó ningún documento, por lo que se aseguró a los ejemplares.

Entre los animales asegurados había un tigrillo, que se encuentra bajo la categoría de Peligro de Extinción (P) de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.

La Profepa pidió a la población no adquirir animales de vida silvestre o exigir al vendedor las pruebas documentales que acrediten su procedencia legal.