La Coordinación General de Ecología (CGE), informó que aplica un plan estratégico de seguridad y vigilancia en el Parque Nacional Malinche, con la finalidad de brindar una estancia tranquila a más de 55 mil visitantes esperan arriben en esta época decembrina.

La dependencia indicó que reforzará los rondines que hacen los guardabosques sobre la carretera perimetral a la cima de la montaña y en el sendero que lleva al lugar denominado “páramo de altura”, que se encuentra a varios kilómetros antes de la cima.

Al respecto, Efraín Flores Hernández, titular de la CGE, en un comunicado, dijo que algunos de los puntos donde se concentra un gran número de visitantes en esta temporada decembrina es en el centro vacacional del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y en los tramos conocidos como “Cañada Grande” y en “Barranca Briones”.

Estos lugares se ubican en los municipios de Huamantla y San Francisco Tetlanohcan, por lo que en estos puntos tendrán una mayor vigilancia ya que las fechas de mayor arribo de paseantes son el 25 de diciembre y el primero de enero, puntualizó.

Durante este periodo, el personal de las seis casetas que se ubican en San Isidro Buensuceso, Acxotla del Monte, Microondas, Altamira, Cañada Grande y Javier Mina, extremarán medidas en sus puestos de control para estar atentos ante cualquier eventualidad y atenderla de inmediato.

La Coordinación General de Ecología reiteró que con esa estrategia busca cuidar y proteger el bosque, al tiempo de salvaguardar la integridad física de las personas que suban a la montaña para pasar un día familiar agradable.