La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) llevó a cabo una visita de inspección en la cual clausuró de manera total temporal las obras que se realizaban para la ampliación de la plataforma de clavados en los riscos de La Quebrada, en Acapulco.

En un comunicado, la dependencia federal indicó que inspectors detectaron trabajos de construcción en la plataforma de clavados, en una superficie de 18 metros cuadrados, en donde se colocaban vigas metálicas de 6 metros de largo y cuatro pulgadas de grosor.

Estos materiales estaban sobre bases de concreto en forma cuadrada, que se encontraban clavadas en las rocas en una perforación realizada con rotomartillo, asimismo, observaron un piso de concreto socavado y el desplazamiento de material al lecho marino.

Dichos trabajos eran realizados por iniciativa de la asociación Clavadistas Profesionales de La Quebrada-Acapulco, S.C.

La Profepa indicó que al no presentar al momento de la inspección la autorización en materia de Impacto Ambiental, que emite la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarat), los inspectores procedieron a imponer como medida de seguridad la clausura total temporal de las obras.

Esta determinación fue tomada con fundamento en el artículo 170 fracción I de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA).,

Los responsables de estas obras y actividades podrían hacerse acreedores a una multa equivalente de 30 a 50 mil Unidades de Medida y Actualización vigente, así como la clausura temporal o definitiva, total o parcial de las actividades como sanción.