El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) Gerardo Ruiz Esparza y el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, supervisaron las obras del Tren Interurbano México-Toluca, el cual a la fecha lleva un avance de 70 por ciento y es parte fundamental de Programa Nacional de Infraestructura (PNI).

En la estación inicial, en Zinacantepec, el secretario de Comunicaciones destacó que esta obra es una de las más importantes del gobierno federal y ha contado con el apoyo incondicional del gobierno del Estado de México, el cual agradeció pues “la tramitología social o de derecho de vía se vuelve uno de los puntos más complicados, quizá más que la ejecución de la obra misma”.

Acompañado por el gobernador del Estado de México e integrantes de la familia Hank, entre otros, afirmó que el Tren Interurbano México-Toluca es parte fundamental del Programa Nacional de Infraestructura que lleva a cabo el gobierno federal.

El PNI, con una inversión de 1.54 billones de pesos, además del Tren Interurbano México-Toluca, incluye obras como el Tren Interurbano de Guadalajara, el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, la construcción de seis mil 500 kilómetros de autopistas y carreteras, puertos y el desarrollo de telecomunicaciones.

“Esa inversión equivale a 1.54 billones de pesos que se están ejerciendo en esta administración del gobierno de la República, la inversión sin duda más importante, el doble del sexenio pasado, la inversión más importante en la historia de la SCT”, resaltó.

El director general de Desarrollo Ferroviario y Multimodal de la SCT, Guillermo Nevarez, informó que el Tren Interurbano México-Toluca tiene una longitud de 57.8 kilómetros, de los cuales 4.7 kilómetros son en túneles, y tiene dos terminales y cuatro estaciones intermedias.

El equipo con el que contará son 30 trenes de cinco vagones para atender de arranque, un aforo de 230 mil pasajeros diarios y trae una inversión en cartera de 56 mil 511.4 millones de pesos, “aunque estimamos cerrar del orden de los 51 (mil millones de pesos)”, acotó.

El funcionario federal refirió que la obra civil inició en enero de 2015, “traemos un 70 por ciento de avance a la fecha”, y el inicio de pruebas operativas se espera para mediados de junio de 2018, ya con equipo de señalización.

Entre los beneficios del Tres Interurbano México-Toluca mencionó: mayor movilidad para las personas mejorando su calidad de vida, reducción de 13 mil vehículos diarios, disminución de CO2 o dióxido de carbono y recorrerá 58 kilómetros en 39 minutos.

Además, genera alrededor de 40 mil empleos en todo el proyecto, ahorros por cuatro mil 400 millones de pesos por tiempos de viaje, disminución en gastos de operación vehicular estimados en mil 800 millones de pesos y dará servicios a zonas de mayor demanda.

“Seguridad en el tren es la palabra mágica del proyecto”, destacó Nevarez al señalar que, de acuerdo con los contratos, el Tramo I Zinacantepec-La Marquesa, con una longitud de 36 kilómetros lo realiza la empresa Hermes y lleva un avance de 82 por ciento.

El Tramo II es el de Bi-Túnel-Sierra de las Cruces con una longitud de 4.7 kilómetros, lleva un avance de 65 por ciento, y el Tramo III La Marquesa-Observatorio registra un avance en los 17 kilómetros que constará.

El director general de Desarrollo Ferroviario y Multimodal de la SCT precisó que durante el acelerado desarrollo de la obra, no se han presentado conflictos sociales ni problemas de reclamo, pues todo ello se ha atendido día a día, con el apoyo del gobierno mexiquense.

En cuanto a las especificaciones de los 30 trenes con cinco vagones cada uno y una longitud de casi 100 metros y capacidad de 700 personas, detalló que alcanzarán una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora.

Son trenes eléctricos y aerodinámicos que disminuirán 27 mil 827 toneladas de CO2 que contaminan hoy a la atmósfera, están equipados con sistemas de señalización de última generación, tienen sistema de conducción automática, pero serán operados de forma semiautomática.

Indicó que los trenes se están ensamblando en Huehuetoca, de los 30 que operarán 18 ya están terminados y entregados por la empresa CAF, cuatro más estarán terminando para el 31 de diciembre próximos y los otros ocho llegan a más tardar en mayo de 2018, para completar la flota.

Nevarez afirmó que los trenes están equipados con pintura antigrafiti, y aclaró: “el coche que nos hicieron el favor de adornar, ya lo limpiamos, ya quedó listo”, y reportó que la construcción de talleres y cocheras, traen un avance de 96 por ciento.

Durante el evento transmitido por Internet, el secretario de Comunicaciones y el gobernador del Estado de México hicieron un recorrido de prueba iniciado en la estación de Zinacantepec hasta la avenida Pino Suárez, en Toluca.