Alejandra Barrales, expresidenta nacional de PRD, se registró esta mañana como precandidata al gobierno de la Ciudad de México. Aseguró que no hubo traición contra Miguel Ángel Mancera y que, de obtener la candidatura, tiene posibilidades de ganar la elección para el gobierno capitalino.

La ex dirigente perredista acudió a las instalaciones estatales del PRD ubicadas en la calle de Jalapa, colonia Roma, donde ya la esperaban dirigentes de este instituto político y decenas de simpatizantes, quienes la recibieron con gritos y porras.

Negó que Ricardo Anaya sea mejor que Mancera Espinosa, y explicó: "Nadie ha planteado que exista un asunto de personas mejores, se trata de un ejercicio en el que buscamos cambiar el rumbo del país, lo que requerimos es que haya esta mayoría estable que se requiere y es un proceso que no decide una persona, que varios contribuimos y, de manera primordial, el propio jefe de gobierno".

Ante la negativa de que hubiera sido un dedazo o que no sea un proceso democrático, Barrales Magdaleno enfatizó que "esas críticas no tienen sustento, recuerden todo lo que dijeron, que el frente no se iba a hacer, que no iba a durar mucho, que se iba a partir, han dicho muchas cosas, lo cierto es que aquí estamos, que hay frente, que hay mayoría especial que se quedaron con las ganas y tenemos todo para ganar".

Al ser cuestionada sobre si hubo traición, Barrales Magdaleno lo negó y respondió "que hay gente que sin sustento tiene como objetivo tratar de descalificar el esfuerzo que estamos haciendo en el PRD. A muchos les duele que le vaya bien al partido, a muchos les duele que haya frente y que ganemos la ciudad".

A las 10:20 horas, Alejandra Barrales se registró ante la Comisión Electoral del PRD, donde la esperaban amigos y familiares para apoyarla y al término de su registro consideró que habrá unidad en este proceso para buscar ganar de nueva cuenta la Ciudad de México.

Advirtió que en este partido no hay dedo registrador, sino acuerdos, porque es un partido democrático, ya que tiene sus propias dinámicas. Se puede confirmar que en el PRD no manda una sola persona.