México es un país rico en cultura, y como parte de ella en gastronomía, en la que cuenta con productos originales de su territorio como el maíz, frijol, chile y nopal, que son algunos de los más conocidos y funcionan como embajadores, representes del país en el mundo, aseguró la especialista Azucena Suárez.

“Podemos seguir hablando de otros productos como el aguacate y cacao, pero muy importante la dieta del mexicano es el maíz, chile, frijol y el nopal”, expresó la directora de la fundación Hérdez en entrevista con Notimex realizada en sus oficinas, ubicadas el Centro Histórico.

Destacó que esos productos ofrecen una gama importante de sabores, colores y texturas que son inspiradores para platillos nacionales, y de los cuales vale destacar el chile, que se utiliza mucho para salsas, así como el nopal, que registra un alto nivel de exportación a Estados Unidos.

Abundó que si bien es cierto que el nopal es muy característico de México, el maíz es el gran representante de México además se cuenta con una gama de variedades, de las cuales la más conocida es la amarilla y tambié está maíz prácticamente en todas las salas de cine.

Al abundar en el caso del chile, destacó que se producen muchas toneladas en el páis, como unas 500 mil cuando su fresca, en una variedad de 130 tipos que hay en el país.

“En el caso del chile es un producto que ha sido utilizado mucho, porque tiene mucha vitamina A y C, que desde la época prehispánica los curanderos lo utilizaban para las caries o para propiciar el parto cuando se había retrasado”, explicó.

Muchos de los productos mexicanos tienen esa característica tan importante, que son excelentes para la salud y benéficos en la alimentación, como también es el caso del frijol, que es una leguminosa muy versátil para preparar platillos.

Al respecto, mencionó que en el caso del frijol se ha ido disminuyendo su consumo, y a “nosotros nos interesa mucho promoverlo desde el punto de vista de la investigación, porque nos interesa que regresemos a nuestra dieta, pero sobre todo que lo consumamos más” de los productos de origen mexicano.

Esta variedad de alimentos, continuó, ayudan también mucho en enfermedades como la diabetes, es decir, todos estos productos son un auxiliar que permiten mejorar el estado de salud, al hígado, el corazón y muchos de los órganos que son muy importantes del ser humano.

Al retomar su importancia en la gastronomía nacional, Suárez afirmó que uno no puede concebir un platillo mexicano sin frijoles, “porque éste acompaña a todas nuestras propuestas, unas chalupitas, unos taquitos, unas enfrijoladas, lo que lo hace fundamental”.

Respecto al maíz, refirió que no sólo es consumido por los mexicanos, sino también es muchos otros países, por ejemplo en Italia tienen la polenta, que es una harina a base del grano nacional con el que preparan diversos platillos y que también se le encuentra en Austria, Francia, Suiza y hasta la isla de Madeira.

Inclusive la traducción de maíz en italiano seria "grano turco", y sin duda "ellos ya lo tienen muy integrado a su dieta, sobre todo en el norte del país, en la ciudad de Milán, ellos consumen mucho la polenta".

Por último, mencionó que la Fundación Hérdez funciona desde 1981, aunque constituida legalmente desde 1988, como una institución cultural de investigación y difusión de la cultura nacional, con inserción en otros países, como España, Nueva Zelanda y el Reino Unido.

Una de sus tareas fue la restauración de su edificio sede, en el Centro Histórico, en 1996 para reabrir sus puertas al año siguiente, teniendo como primer proyecto la apetura de una biblioteca de gastronomía mexicana y que fue entregado a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a través del programa Universitario de Estudios de la Alimentación.

De entonces a la fecha, esa biblioteca cuenta con acervo de casi cinco mil 200, destacó al mencionar que otro proyecto es su museo, que es un recorrido por la historia de la gastronomía mexicana, desde la época prehispánica hasta la actualidad.