La Fiscalía General de Colombia pidió al poder judicial que expida una orden de captura contra el exconvicto y antiguo sicario del cartel de Medellín, John Jairo Velásquez, quien fue encontrado en una fiesta con el jefe de la banda “La Oficina de Envigado, Juan Carlos Mesa Vallejo (alias Tom).

Para el ente acusador Velásquez más conocido como “Popeye”, habría “incumplido los compromisos adquiridos en el momento de firmar el acta de libertad condicional, al acompañar y compartir con un señalado narcotraficante por quien la justicia de Estados Unidos ofrecía una recompensa de hasta dos millones de dólares y contra quien pesaba una orden de captura”.

Según la Fiscalía General, “la actuación de Velásquez  es un hecho de gravedad que afectaría el beneficio otorgado, por lo que fue radicada una solicitud de revocatoria de libertad ante el Centro de Servicios Judiciales de Medellín”.

“Popeye” era uno de los invitados especiales del capo del cartel “La Oficina de Envigado” en la celebración de sus 50 años en una lujosa hacienda en el municipio de El Peñol, en el departamento de Antioquia, en el occidente de Colombia.

En agosto de 2014 el Juzgado Primero de Ejecución de Penas de la ciudad de Tunja libró la orden de libertad de Velásquez, quien fue el jefe de sicarios del extinto capo Pablo Escobar, quien cumplió tres quintas partes de su condena, que representaron 22 años en prisión.

“Popeye” fue condenado a 40 años por el magnicidio del líder liberal Luis Carlos Galán, en 1989 y fue privado de la libertad el 9 de octubre de 1992, cuando se sometió a la justicia en Envigado (Antioquia).

La condena de 40 años de prisión fue reducida a 26 años y una multa porque Velásquez se acogió a la política de sometimiento mediante la figura de sentencia anticipada para obtener rebaja de penas.

El juez de penas condicionó la libertad a un periodo de prueba de buen comportamiento de 52 meses y 22 días. Durante ese tiempo estaba obligado a “tener un comportamiento excelente, de lo contrario volvería a prisión e informar todos sus movimientos, lugar de residencia, y no salir del país hasta tanto cumpla con el total de su condena”.