Para evitar la contaminación que provocan las bolsas de plástico que son desechadas sin control y afectan los ecosistemas naturales, se busca reformar la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección al Medio Ambiente de Sonora.

La diputada por el Partido Acción Nacional (PAN) y presidenta de la Comisión de Ecología, Medio Ambiente y Cambio Climático, Sandra Hernández Barajas, presentó la iniciativa para modificar el mencionado ordenamiento legal.

Explicó que especialistas en temas ambientales señalan que en el país se utilizan diariamente 20 millones de bolsas de plástico, las cuales tardan entre 400 y mil años en degradarse, dependiendo el tamaño y peso de cada bolsa.

“Hoy en día, es muy común que veamos bolsas de plástico en todas partes, no solo en los supermercados y centros comerciales, también en banquetas, terrenos baldíos, desagües, en árboles, en ríos y en el mar, situación que resulta alarmante”, aseveró.

Eso pone en evidencia la contaminación que generan este tipo de artículos y por otro lado el manejo inadecuado que se hace de los mismos, subrayó.

Consideró que se debe legislar de manera responsable, promoviendo la prevención que vea por los escenarios que afectan al planeta de manera oportuna.

Su propuesta es adicionar el Artículo 143 BIS a la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección al Medio Ambiente del Estado, para prohibir la fabricación, distribución y uso de bolsas de polietileno y de material plástico convencional.

También, agregó, los materiales referidos deberán ser progresivamente reemplazados por contenedores de material degradable y biodegradable que no causen un impacto ambiental.

La legisladora explicó que la Procuraduría Ambiental del Estado tendrá facultades para verificar que en los supermercados, autoservicios, almacenes y comercios en general no se utilicen bolsas de polietileno u otro material plástico convencional.

Asimismo, la norma contempla sanciones económicas para quienes no cumplan con lo pautado.

Se establece que los supermercados, autoservicios, almacenes y comercios en general que actualmente utilicen bolsas de polietileno y todo otro material plástico convencional, deberán proceder a su reemplazo, en un plazo de 12 meses contados a partir de la entrada en vigor del decreto.

De acuerdo a la iniciativa, los fabricantes de bolsas de plástico deberán de adecuar su tecnología para abastecer a los establecimientos de bolsas de plásticos que sean biodegradables, en un plazo de 12 meses a partir de que entre en vigor la reforma.

La iniciativa de reformas al marco legal ambiental de Sonora fue turnada a la Comisión de Energía, Medio Ambiente y Cambio Climático para su estudio, análisis y, en su caso, se dictamine.