Los habitantes de la Ciudad de México están cansados de politiquería, quieren soluciones a sus problemas cotidianos y el PRI está dispuesto a acercarse a la gente para escucharla y tejer nuevas redes sociales, afirmó Mikel Arriola.

El aspirante a la candidatura del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Jefatura de Gobierno capitalino expresó que está en contra de las estructuras clientelares y por eso se buscará una mayor comunicación con los habitantes de la capital del país.

Asimismo, invitó a los aspirantes de los demás partidos políticos a tener propuestas y diálogo de altura, porque la gente está cansada de los ataques negativos y descalificaciones. En entrevista, sostuvo que en la próxima campaña debe haber “política de la buena”.

Aseguró que “iniciamos la precampaña unidos y fuertes, con el apoyo de los sectores Obrero y Popular, y espero que en los próximos días se sumen el Campesino y el de las Mujeres.”

Subrayó que se convocará a la gente con el fin de que se vaya sumando a sus propuestas, con el fin de obtener el triunfo el primer domingo de julio.

Consideró que se debe aprovechar el hartazgo de los habitantes de la urbe, así como presentar propuestas viables a los problemas que aquejan a los capitalinos.

Aseguró que el PRI crecerá conforme vaya avanzando la precampaña y después en la campaña por la Jefatura de Gobierno. “Queremos escuchar al ciudadano y estar de su lado, porque queremos resolver de manera conjunta la inseguridad, el desempleo, la falta de inversión, la falta de agua potable y el drenaje entre otros más".

Previó que habría dos mujeres que estarán luchando por ese cargo de elección popular, sin embargo “nosotros seremos competitivos, limpios y de propuestas”.

La gente, abundó, quiere un diálogo de altura, propositivo "y si todos lo hacemos bien todos vamos a ganar, porque se van a escuchar diversas propuestas que podrán ser analizadas por el electorado".

Comentó que no existe ruptura con el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, ni con Salomón Chertorivski Woldenberg, exsecretario de Desarrollo Económico, “pues tenemos una amistad de muchos años y además estuvimos juntos en un proyecto”.