El candidato opositor a la alcaldía de Caracas, Óscar Arnal, renunció hoy a su nominación para las elecciones municipales, que se llevarán a cabo mañana domingo, en protesta por la exigencia a los electores de presentar el llamado "carnet de la Patria" para votar.

“Renuncio a mi candidatura por la violación que significa exigir el carnet de la Patria y chequearlos en los puntos rojos (oficinas móviles del chavismo ubicadas cerca de los centros de votación)”, señaló.

El abanderado del partido socialcristiano COPEI llamó a otros candidatos a hacer un frente común en Caracas contra el carnet de la Patria y los “puntos rojos” que auspician a la nominada por el oficialismo, la exministra Erika Farías.

“Todo eso es un abuso desde todo punto de vista; es una coacción a la gente, que las obligan a votar por el hambre, en función de los beneficios que se les otorgan", dijo Arnal en su cuenta de la red social Twitter.

Indicó que ese mecanismo impide el ejercicio de un voto libre y transparente, por lo que se niega a participar en ese “juego vil”.

El presidente Nicolás Maduro dijo recientemente que el carnet servirá para votar, lo que daría un registro de quiénes votan.

El carnet, emitido por el gobierno, es usado como tarjeta de débito para hacer compras y Maduro sugirió que su chip podrá almacenar otros datos.

La oposición política denunció el mecanismo como una herramienta ilegal, pues los venezolanos solo votan con el documento de identidad laminado.

Al respecto, el rector principal del Consejo Nacional Electoral (CNE), Luis Emilio Rondón, recordó que la cédula de identidad es el único documento para poder votar.

“Ni el carnet de la Patria ni cualquier otro documento de identificación sirven para votar, solo la cédula de identidad. El voto es secreto y debe ejercerse libremente sin presión de ningún tipo”, puntualizó Rondón en una declaración.

La organización no gubernamental Súmate, experta en asuntos electorales, denunció el ventajismo del oficialismo en el uso de medios masivos de comunicación para promover a los candidatos del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Además, dijo que Maduro incurre en “coacción e intimidación de los electores” al sugerir la utilización del carnet de la Patria para votar en los comicios de mañana domingo, cuando se elegirán 335 alcaldes y el gobernador del estado occidental de Zulia. Más de 19 millones de electores están convocados para las votaciones.