Protección Civil de Nuevo León brinda hoy auxilio médico, alimentos y bebidas calientes a más de mil 500 personas varadas en la carretera 57, en el estado de Coahuila, debido al clima gélido en la región.

Decenas de afectados que enviaron mensajes por redes sociales y otros que se comunicaron con las televisoras locales dijeron que en zonas altas se registraban temperaturas de hasta 10 grados bajo cero.

El subdirector operativo de la dependencia estatal, Miguel Ángel Perales, destacó que acondicionaron un comedor en la comunidad de San Rafael, en donde cientos de automovilistas y operadores de vehículos pesados quedaron varados desde ayer, a causa de la caída de nieve y las bajas temperaturas.

“Durante este sábado hemos acondicionado un comedor en San Rafael para apoyar a las personas varadas en la carretera 57", subrayó.

Añadió que “en helicópteros estamos acercando víveres, comida, bebidas calientes y atención médica a la carretera, llevamos materia prima y la comunidad se suma a cocinar".

El funcionario resaltó que “personal de Protección Civil de Nuevo León labora en ( la comunidad de ) Los Chorros para liberar la circulación, se han repartido víveres a unas mil 500 personas hasta ahorita".

"Es la misma operación que hicimos ayer en la Carretera a Laredo", indicó, en donde se logró llevar asistencia a más de 700 personas que viajaban en autos, tráileres y autobuses, quienes quedaron varadas debido al mal clima.

Mencionó que por disposición de la Policía Federal, la carretera 57 ha permanecido cerrada porque la carpeta asfáltica tiene encima capas de hielo y es demasiado peligroso circular por esa vía federal.

Perales expresó que “seguimos trabajando en Protección Civil para continuar llevando apoyo donde se requiera, estaremos atentos a los llamados de la población en estos casos de contingencia".