El Planetario de la Universidad de Santiago de Chile desarrolla programas para mostrar a niños mexicanos las imágenes y contenidos del cielo austral, es decir, el cielo que solo se puede mostrar desde el hemisferio sur.

En entrevista, el subdirector de Producción de dicho planetario, Alejandro Bascuñán anunció que para lograr los objetivos trabajarán de manera conjunta con el Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a fin de lograr un puente de divulgación científica "sin fronteras".

"Sin importar el país en el que estemos tenemos fascinación por el universo, las estrellas, la luna, y al participar en este tipo de actividades buscamos la respuesta a una misma pregunta: ¿qué lugar ocupamos en el universo?", expresó.

Señaló que por ello participaron por primera vez en la novena edición de la Noche de las Estrellas que se realizó en las Islas de Ciudad Universitaria donde ofrecieron talleres didácticos, la presentación del libro "Última vez en Plutón", así como charlas acerca del cielo austral y la diferencia entre el cielo de Chile y México.

Desde el Planetario de la Universidad de Santiago de Chile, dirigido por Jacqueline Morey, se ofreció un recorrido online con la participación de Alejandro Bascuñán para hablar sobre la historia del planetario.

Por la misma vía y con la colaboración de la dirección de comunicación del Observatorio ALMA a cargo de Valeria Foncea, se impartió la conferencia con el astrónomo José Miguel Fernández.

Por su parte, la coordinadora de producción de La Ruta de las Estrellas: Mexico-Chile, Gabriela Vargas, dijo que la casa Productora Ping Pong Play ofreció demostraciones con lentes de realidad virtual, como parte de la utilización de las nuevas tecnologías en la divulgación de la ciencia.

"Dio un resultado increíble, el alcance fue mayor y la forma de comunicar temas científicos se volvió más amigable para la gente", expresó.

Agregó que este tipo de herramientas serán empleadas para el próximo año en donde esperan tener una mayor participación presencial del planetario chileno y que a su vez las escuelas de ese país se sumen a la celebración de La Noche de las Estrellas.