Los dos principales partidos de oposición de Honduras presentaron solicitudes formales para anular los resultados de las pasadas elecciones presidenciales, profundizando la crisis política que atraviesa el país centroamericano, tras un accidentado recuento de los sufragios.

Salvador Nasralla, candidato de la alianza opositora, y su equipo de campaña entregaron la documentación con solo unos minutos antes de que expirara el plazo, en la medianoche del viernes, para impugnar el proceso postelectoral.

Nasralla denunció que han sido contabilizados 200 mil actas de más. "Honduras está viviendo un ridículo mundial", sostuvo.

Los principales partidos de oposición de Honduras presentaron por separado solicitudes para anular las elecciones presidenciales del pasado 26 de noviembre, que consideran son fraudulentas y que según el conteo oficial lo ganó el actual mandatario Juan Orlando Hernández, quien busca su reelección.

“Este es un reclamo para la anulación del escrutinio y reconteo de las 18 mil 103 actas, los cuadernillos y toda la documentación que hay”, informó en la madrugada de este sábado el candidato Nasralla, abanderado de la coalición Alianza de Oposición Contra la Dictadura.

El conteo de las autoridades electorales de Honduras puso al presidente Hernández adelante de Nasralla por más de 52 mil votos o 1.6 por ciento, tras numerosas irregularidades presentadas en el recuento electoral.

Nasralla reconoció que no espera que su reclamo, dentro de la vía institucional, vaya a ninguna parte, pero lo ve como un paso necesario antes de llevar el caso al exterior a las instancias internacionales.

Los observadores internacionales habían instado a la coalición de centroizquierda solicitar la anulación a través de los canales legales existentes.

La votación del 26 de noviembre se vio empañada por acusaciones de fraude electoral, provocando protestas, un toque de queda generalizado y un creciente coro de preocupación internacional por la situación en Honduras, que tiene una de las tasas de asesinatos más altas del mundo.

"Pedimos que el resultado sea declarado nulo a nivel presidencial, debido al escandaloso fraude que hemos descubierto", sostuvo Nasralla ante los medios de prensa nacional e internacional.

"Hubo violaciones desde que se le permitió al presidente de la República participar en el proceso electoral cuando la Constitución lo prohibió", puntualizó.

Hernández se inscribió como candidato del oficialista partido Nacional después de un fallo en 2015 de la Corte Suprema de Justicia que declaró inaplicable una norma constitucional que prohíbe la reelección.

Nasralla, un famoso presentador de televisión, ha denunciado un fraude porque en los primeros conteos divulgados por el TSE, con el 57 por ciento de las mesas escrutadas, él ganaba con una diferencia de cinco puntos que se fue acortando.

El tribunal electoral anunció el jueves que volverá a contar los votos de cuatro mil 753 mesas electorales que han arrojado dudas sobre los resultados de los comicios, cediendo a una demanda de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

El candidato del Partido Liberal, Luis Zelaya, ha dicho en repetidas ocasiones que Nasralla ganó las elecciones.

Antes de presentar el documento de impugnación ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE), Nasralla alertó que se contabilizaron 200 mil actas de más.

Por su parte, el secretario del Partido Liberal, Octavio Pineda, también entregó una solicitud formal al TSE para anular los resultados. El mismo tiene hasta 10 días para responder a las peticiones de nulidad.

"Se han violentado principios desde que permitió al señor presidente de la República participar en un proceso electoral cuando la Constitución se lo prohíbe", acotó.