El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo campaña esta noche en Alabama a favor de Roy Moore, candidato republicano al Senado bajo denuncias de acoso sexual a mujeres, incluidas menores de edad.

“Salgan y voten por Roy Moore”, pidió el mandatario a cientos de simpatizantes reunidos en el Pensacola Bay Center, muchos de los cuales viajaron a esta ciudad desde el vecino estado, cuya línea fronteriza se ubica a poco más de 30 kilómetros.

Por primera vez, Trump cuestionó incluso la credibilidad de algunas de las nueve mujeres que han denunciado a Moore de diversas instancias de acoso sexual, la mayoría tres décadas atrás.

“El futuro de este país no puede permitir perder un asiento en el muy, muy cerrado Senado de Estados Unidos, no podemos. No podemos permitir tener un demócrata liberal”, dijo el mandatario en alusión al demócrata Doug Jones.

El exhorto del mandatario evidenció lo cerrado de la contienda en un estado donde no se ha electo a un demócrata al Senado en casi tres décadas, y donde algunas encuestas colocan a Moore con una ventaja de apenas 3 puntos sobre Jones.

Una victoria demócrata en ese estado ganado por Trump por amplio margen en 2016, podría complicar aún más sus esfuerzos y los de su bancada para empujar su agenda, debido a que los republicanos controlan 52 escaños contra 48 de los demócratas.