La Dirección de Protección Civil de Nuevo León informó que tras el cierre de algunas carreteras por el congelamiento de la carpeta asfáltica derivado de la precipitación de hielo y nieve así como las bajas temperaturas, se realizó un operativo especial en apoyo a los automovilistas afectados.

Indicó que se apoyó a alrededor de 600 personas, las cuales se encontraban varadas desde las primeras horas de hoy, proporcionando 500 raciones de comida y mil 032 raciones de agua.

Asimismo, 140 cobijas, 350 raciones de bebida caliente, 150 piezas de pan, en tanto que al momento se continúa con la distribución y se verifica que no se necesita algún otro tipo de apoyo.

En un comunicado de prensa, Protección Civil estatal señaló que en algunos casos fue necesario realizar el traslado vía aérea de personas hasta la ciudad de Monterrey.

Destacó que esta acción se realizó con el despliegue de varias aeronaves de gobierno de Nuevo León hasta la carretera Laredo, debido a que era donde se focalizaba la principal problemática.

Detalló que fueron dos pacientes los cuales quedaron varados en unidades de auxilio en trayecto hacia el hospital, uno en la carretera Laredo altura de Sabinas Hidalgo y otro en la carretera 57 el Km 228, realizando el traslado de manera exitosa.

Apuntó que, además, en distintas carreteras del estado, se apoyó con herramienta para las labores de apertura de la rúa, pero la principal prioridad fue donde había personas varadas proporcionándoles alimentos, bebidas calientes y cobijas.

Por su parte, la Policía Federal informó que la vialidad en la carretera Monterrey- Nuevo Laredo, en el kilómetro 62 al 80, entronque Ciénega de Flores-La Gloria, se encuentra abierta en estos momentos.