La nueva Refinería de Cartagena (Reficar) finalizó con éxito la prueba global de desempeño a la que fue sometida por un periodo de dos meses, que se cumplieron con una carga promedio de 144 mil barriles de petróleo por día, informó la estatal Ecopetrol.

Durante los 60 días de prueba, las 34 unidades de la refinería operaron según sus parámetros de diseño y de manera sincronizada, sin incidentes de seguridad de procesos, ni ambientales, destacó la petrolera estatal.

La prueba global “es un hito clave que marca el final de la fase de arranque y estabilización de la nueva refinería. A partir de hoy, la refinería más moderna de América Latina inicia su etapa de operación y optimización continua”, indicó Ecopetrol.

Para 2018 se prevé que "la nueva refinería sea autosostenible financieramente y genere beneficios para la industria y las economías regional y nacional", con un beneficio bruto de al menos 500 mil millones de pesos (167 millones de dólares).

“Los colombianos nos debemos sentir orgullosos de contar con un activo que continuará impulsando la economía y el desarrollo industrial de Colombia, al tiempo que contribuye a mejorar la calidad del aire, impulsa las exportaciones y garantiza una mayor seguridad energética”, afirmó el presidente de Reficar, Amaury de la Espriella.

La nueva refinería de Cartagena “es una de las de mayor conversión en el mundo porque transforma el 97.5 por ciento del crudo que recibe en productos de alto valor en el mercado, como gasolinas y diésel más limpios, bajos en azufre y más amigables con el ambiente".