Bajo el nombre El Médico en tu puerta, el estado de Nayarit replicará la operación de atención médica a domicilio del programa El Médico en Tu Casa, que se lleva a cabo en la Ciudad de México desde septiembre de 2014.

El secretario de Salud (Sedesa), Armando Ahued Ortega, formalizó el convenio de colaboración con el gobernador de Nayarit, Antonio Echevarría García, para que el programa sea aplicado en esa entidad como parte de su sistema de salud, en beneficio de la población.

El acuerdo fue suscrito por el titular de la Sedesa; el secretario de Salud de la entidad, Víctor Elier Quiroga Aguirre, y el mandatario estatal como testigo de honor, al igual que lo hizo el jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera.

La firma y anuncio de la llegada de El Médico en Tu Casa se hizo en el deportivo de la Colonia 3 de Julio, en Tepic, ante funcionarios federales, estatales de Salud, DIF y Desarrollo Social, presidentes municipales y responsables de salud, médicos, enfermeras y representantes de la sociedad civil.

De esta manera, Nayarit se convierte en la entidad número 13 del país en adoptar el programa como un nuevo modelo de salud para enriquecer y fortalecer sus sistemas locales en la materia y atender las principales necesidades de sus habitantes.

Le anteceden los estados de Michoacán, Chihuahua, Tlaxcala, Chiapas, Tabasco, Nuevo León, Quintana Roo, Aguascalientes, Durango, Sinaloa, Coahuila y Veracruz.

Armando Ahued expresó su satisfacción porque El Médico en Tu Casa ha sido el puente para el acercamiento real y gratuito de los servicios de salud a más ciudades, pueblos, familias y personas que necesitan de la atención en sus hogares.

Destacó las más de tres millones 100 mil visitas a viviendas que se han realizado y el cuidado de más de 268 mil 650 personas en la capital del país, entre ellos, adultos mayores, enfermos terminales, personas postradas, con alguna discapacidad y mujeres embarazadas.

Señaló que es gratificante que cada vez más estados de la República Mexicana, universidades, naciones se interesen en el programa, vean y vivan las experiencias; evalúen sus alcances y resultados, y coincidan en que esta estrategia es pilar de un modelo de salud innovador, sin precedentes y necesario para garantizar los servicios médicos a quienes más lo necesitan.

Con la implementación de este tipo de acciones y programas, el número de fallecimientos por causas materno-infantiles en la Ciudad de México ha bajado al registrar 34 en 2016, en comparación con las 56 de 2015.

Esto representó una disminución significativa del 36 por ciento, pues pasó de 44.3 a 28.3 muertes por 100 mil nacidos vivos en la urbe, acotó como uno de los principales impactos benéficos en la salud pública de la capital.