Debido a los daños ocasionados por el sismo del 19 de septiembre en la delegación Xochimilco, una fundación taiwanesa, Tzu-Chi, se acercó al gobierno delegacional a fin de brindar su apoyo para la valoración de las áreas con el mayor número de afectaciones.

Durante el acto el jefe delegacional, Avelino Méndez Rangel, agradeció a Tzu-Chi de Taiwán todo el apoyo económico, moral y médico que han brindado a la población.

Señaló que la Dirección General de Obras y Desarrollo Urbano local ha dado acompañamiento necesario durante los dos últimos meses en la evaluación para determinar daños y recolección de datos de la mano de miles de voluntarios locales, debido al gran conocimiento de las zonas afectadas.

La estimación de los daños de las viviendas que colapsaron y que requieren reparaciones mayores se realizó mediante la visita casa por casa para la posterior confección de una lista de hogares a los que la organización oriental proporcionará ayuda.

“Hoy en día vivimos en una aldea global y somos una sola familia. Los terremotos ocurren a menudo en Taiwán. Nosotros sufrimos grandes dificultades después del gran terremoto de septiembre de 1999.

“Cuando supimos del terremoto aquí en México nos apresuramos a traer nuestro amor y atención para hacerle saber al pueblo mexicano que no está solo y que sabemos cómo se siente” declaró Stephen Huang, director ejecutivo Global de Voluntarios de Tzu-Chi.

Durante los siguientes días esa institución entregará ayuda financiera directamente a los damnificados, a través de tarjetas electrónicas para que las familias beneficiadas puedan comprar lo que necesiten para reincorporarse a la vida cotidiana.

De manera simultánea, en las jornadas de entrega de apoyos se brindará ayuda médica humanitaria a aquellas personas que lo requieran.