Al recibir el respaldo de la CTM y de las 45 organizaciones del Congreso del Trabajo, el aspirante a precandidato del PRI a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arreola Peñalosa, manifestó que las administraciones perredistas en la capital del país provocaron en 20 años una enorme pérdida de empleos y un retroceso en todos sus servicios.

En el patio principal de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) fue recibido con mariachis y una batucada, así como por varias mantas con la leyenda: “Mikel nuestro amigo… nuestra esperanza” y en donde también sobresalía una de Pepe Meade “El Candidato de la Esperanza. Listo para trabajar por México”.

El ex director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) comentó que la historia de la Ciudad de México es de deterioro continúo.

A su arribo, a la sede de la CTM ya lo esperaba Carlos Aceves del Olmo y el secretario de Acción Política, Fernando Salgado, así como trabajadores de los sindicatos de la industria textil, Bimbo y transportistas, entre otros.

Con una gorra de beisbolista, expuso que desde hace 20 años no se ha mejorado el transporte público en la ciudad de México y en un viacrucis para hombres y mujeres llegar a sus centros de trabajo como a sus hogares, ya que la delincuencia está presente.

“Nos subieron el precio del boleto del Metro de 2 a 5 pesos y no ha mejorado el servicio, al contrario se ha venido deteriorando”, agregó.

Uno de mis compromisos, dijo, es recoger el descontento de los capitalinos para transformarlos en políticas públicas en donde tendrán participación los habitantes de esta gran urbe.

“No es posible que a plena luz del día asalten restaurantes y el Sistema de Transporte Colectivo, debido a que no hay una política de seguridad pública para la capital del país.”

Apuntó que debemos rescatar a la Ciudad de México como se hizo en el Seguro Social, donde los trabajadores y las personas estén en el centro de las propuestas. “La gente quiere participar en la toma de decisiones y lo debemos hacer para recuperar el diálogo con los habitantes de esta metrópoli".

Renuncie al IMSS, dijo, “porque quiero y puedo gobernar esta ciudad, quiero ser el jefe de esta gran ciudad, para incluir a los trabajadores.”

Insistió en que “podemos revertir los números rojos que tiene la CDMX por números negros para seguir apoyando a los capitalinos y a los obreros.

Por su parte, Fernando Salgado, secretario de Acción Política, dijo que Mikel Arriola tiene muchas virtudes para ser jefe de gobierno, ya que es padre de familia ejemplar, deportista, un profesional de excelencia y de resultados.

Queremos, dijo, una ciudad segura y amigable, recuperar la confianza, certidumbre y esperanza de los capitalinos. “Los trabajadores quieren más acción que palabras”, agregó.