La empresa nipona Furukawa Electric inauguró su primera planta industrial de cables de fibra óptica en México, con la que buscará abastecer al mercado de telecomunicaciones e incrementar su presencia en la región de Latinoamérica.

La unidad de la multinacional se instaló en Mexicali, capital del estado de Baja California, con una inversión de 4.5 millones dólares para su primera fase y generará 150 empleos directos y otros 30 indirectos durante el próximo año de operación, aunque el número podría llegar a 300 conforme avance en su crecimiento, comentó Foad Shaikhzadeh, presidente de la Furukawa Electric Latam.

Puntualizó que el moderno complejo industrial fue construido sobre una superficie de seis mil metros cuadrados, cerca del puerto fronterizo oriente, y tiene la capacidad de producir hasta seis mil kilómetros de cables metálicos y 120 mil conectores de fibra óptica por mes.

Esto porque contará con dos unidades operativas, una para producir los cables de fibra y cordones y otra para conectores y montaje de equipos ópticosy accesorios, detalló.

Apuntó que el 80 por ciento de la producción será exportada a Estados Unidos durante el primer año y hacia finales de 2018 empezará abastecer al territorio mexicano, con 20 por ciento, porque “es un mercado con potencial de crecimiento y queremos estar presentes”.

En este objetivo radica la decisión de instalar el nuevo centro de producción en Mexicali y, con ello, impulsar sus operaciones en los mercados de dicha región en un corto-mediano plazo.

El directivo resaltó que la decisión de instalar la planta en Mexicali se tomó por la experiencia laboral y capacidad especializada con la que cuenta la gente, al ser referente en el sector aeroespacial, y a la proximidad con el Océano Pacífico que ofrece facilidades de exportación a otros países.

Sobre la incertidumbre actual que ha generado la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que en breve continuará con una reunión intersesional en Washington, D.C., dejó en claro que “no nos preocupa tanto” porque hay una economía global.

Algunas de las áreas de negocios de la empresa nipona, que pertenece a Grupo Furukawa Electric, son las soluciones para infraestructura de redes externas e internas, que incluyen productos y equipo para redes de acceso de fibra óptica y aplicaciones de Internet de las cosas.

Furukawa, que también tiene presencia en Brasil, Colombia, Argentina y Estados Unidos con 11 plantas, viene a reforzar “nuestras inversiones en el desarrollo económico, social y tecnológico de la región”, remarcó Shaikhzadeh.