Más de dos meses de las elecciones generales en Alemania, se fijó hoy la primera fecha para que la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de la canciller federal, Angela Merkel, y el Partido Socialdemócrata (SPD), de Martin Schulz, sostengan su primer encuentro con vistas a formar una coalición de gobierno.

Será la primera vez desde las elecciones generales del 24 de septiembre pasado en que los dos partidos demócratacristianos CDU y CSU se reúnan con el Partido Socialdemócrata para deliberar sobre una posible coalición.

La primera cita tendrá lugar el miércoles de la próxima semana en Berlín. De acuerdo a la líder de la fracción paralamentaria socialdemócrata, Andrea Nahles, ese día no habrá sondeo ni negociaciones, sino que se trata de un primer contacto.

El próximo día 15 de diciembre, la cúpula del Partido Socialdemócrata decidirá si se inician o no conversaciones de sondeo con los dos partidos demócratacristianos.

A mediados de enero, el SPD decidirá si inicia negociaciones con los demócratacritianos para formar de nuevo coalición de gobierno. La cúpula socialdemócrata convocará a una asamblea para que el partido vote y apruebe o no el inicio de negociaciones.

Alemania podría tener finalmente nuevo gobierno si las negociaciones concluyen con éxito entre marzo y mayo. En caso contrario, se convocará a nuevas elecciones generales.

El tortuoso camino del SPD para posibles negociaciones para una Gran coalición con los demócratacristianos se debe al fuerte temor entre sus miembros de que si participa de nuevo en el gobierno con Merkel al frente, vuelva a registrar una debacle electoral en los próximos comicios generales en cuatro años.

El Partido Socialdemócrata ha gobernado en coalición con los demócratacristianos de Merekel durante los últimos 10 años, y ha perdido electores en forma drástica. En las elecciones de 1998 recabó 40.9 por ciento de los votos. En septiembre pasado solo 20.5 por ciento, su peor resultado en su historia.

El Partido Socialdemócrata alemán culpó enseguida a Merkel de su debacle electoral, pero en realidad ese partido no ha presentado nuevas ideas ni visiones desde hace largo tiempo.

En Berlín se lleva a cabo desde el jueves la asamblea del SPD en la que la mayoría de los delegados votaron en favor de entablar conversaciones con la CDU y la CSU completamente abiertas, es decir, sin la expectativa de volver a formar parte del gobierno.

El Partido reeligió la víspera como presidente a Martin Schulz, quien era el principal contrincante de Merkel. La Asamblea concluirá mañana en Berlín.

El Partido Socialdemócrata formó Gran Coalición con Merkel en el periodo 2005-2009 y después en 2013 a 2017.

Cómo Gran Coalición se conoce en Alemania la alianza para gobernar entre los dos mayores partidos del país, la Unión Demócrata Crtiana y el Partido Socialdemócrata.