Cientos de automovilistas y operadores de vehículos pesados se encuentran varados desde hace varias horas en las carreteras y autopistas hacia Nuevo Laredo, Tamaulipas y Saltillo, Coahuila ya que éstas están cubiertas de hielo.

La Policía Federal suspendió el tránsito en dichas vías federales desde la noche del jueves ante el riesgo que representa para los conductores lo resbaladizo de la carpeta asfáltica por la constante caída de aguanieve en las últimas horas.

Los afectados por las inclemencias climáticas se comunicaron a las televisoras locales para solicitar auxilio a Protección Civil de Nuevo León, a la Fuerza Civil y a diversas corporaciones de seguridad, ya que están sin ayuda alguna.

El automovilista Noé Barón informó que ha estado detenido, junto con su familia, desde las 22:30 horas del jueves en la autopista Monterrey–Nuevo Laredo, ya que es imposible transitar bajo condiciones adversas.

Mencionó que elementos de la Policía Federal cerraron por completo el desplazamiento por dicha carretera y eso generó largas filas de autos, camiones y tráileres en ambos lados de la autopista.

De igual forma, otros automovilistas y conductores de tráileres revelaron estar varados en las autopistas libre y de cuota Monterrey–Saltillo, en donde la acumulación de hielo rebasa los 30 centímetros.

Previamente, el subdirector operativo de Protección Civil de Nuevo León, Miguel Ángel Perales, informó que intensificarán los operativos para auxiliar a los afectados por las bajas temperaturas en toda la entidad.

Mencionó que todo el personal de la dependencia, con apoyo de corporaciones de seguridad estatal y municipales, llevarán asistencia médica, alimentos y bebidas calientes, y cobijas a los más necesitados.