El alcalde de Londres, Sadiq Khan, recibió con cautela el primer acuerdo alcanzado entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE) y exigió certidumbre a empresas y negocios tras la salida del bloque europeo -conocido como Brexit.

“Es muy claro por las conversaciones que he tendido con líderes empresariales que necesitan saber cuanto antes los detalles de este acuerdo temporal para evitar que pongan sus planes de contingencia en acción”, señaló Khan.

Tras el voto del referendo sobre la salida de la Unión Europea grandes corporaciones como el banco HSBC y Lloyd's -el mercado de seguro más grande del mundo- planean mover parte de sus operaciones a Europa para seguir beneficiándose del mercado común europeo.

El alcalde de la capital británica, que pertenece al opositor Partido Laborista pidió a la primera ministra británica, Theresa May “más detalles” sobre los derechos de los tres millones de europeos que viven en el Reino Unido -de los cuales un millón viven en Londres.

Aseguró que los ciudadanos requieren “garantías inequívocas” de que se pueden quedar y de que sus derechos serán respetados.

Esta mañana la Unión Europea (UE) y el Reino Unido anunciaron en Bruselas que alcanzaron un primer acuerdo que sería un primer paso para negociar un tratado comercial antes de la salida definitiva en marzo de 2019.

“Sin embargo, es extremadamente decepcionante que la primera ministra está insistiendo que Gran Bretaña dejará el mercado común y la unión aduanera”, lamentó Khan.

Para el político izquierdista permanecer en el mercado común europeo -el más grande del mundo- es la mejor solución de largo plazo para Gran Bretaña y Londres.

En un comunicado, Khan señaló que a pesar del progreso anunciado hoy, parece cada vez menos probable que “alcanzaremos un acuerdo que funcione para proteger los intereses de Londres”, así como asegurar los empleos y el crecimiento en Gran Bretaña.

Londres y Bruselas negociaron en la primera fase el álgido punto de la frontera irlandesa, la factura que Reino Unido pagará para abandonar el bloque de naciones y los derechos de los ciudadanos británicos y europeos.

Sin embargo, aún se desconocen los detalles de las negociaciones tras el anuncio esta mañana en Bruselas.