Las autoridades chilenas advirtieron hoy sobre un incremento de la actividad del volcán Villarrica, cercano a la ciudad lacustre de Pucón, 785 kilómetros al sur de esta capital, por lo que elevaron la alerta técnica volcánica a nivel Amarillo.

El Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) informó a través del Observatorio Volcánico de los Andes del Sur (OVDAS) que a partir del 15 de noviembre pasado, se detectó un incremento paulatino en los parámetros de monitoreo.

Este incremento “refleja un aumento de los procesos internos y en consecuencia se observa una actividad superficial más notoria”, indicó, y precisó que el área de mayor afectación en el escenario actual “corresponde a un radio de un kilómetro desde el centro del cráter”.

Añadió que “la energía de la señal sísmica continúa la tendencia al alza, mientras que el registro de la sismicidad volcano-tectónica localizada en torno al edificio volcánico han ratificado la presencia en superficie del lago de lava”.

La entidad estatal reportó “explosiones menores a nivel del cráter”, las que podrían generar emisión de ceniza y piroclastos balísticos en las inmediaciones del cráter.

El Villarrica es uno de los volcanes con mayor registro histórico de erupciones de Sudamérica y ocupa el primer lugar en el listado de peligro en Chile. Tiene un cráter abierto de 200 metros de diámetro, con fumarola continua y un lago de lava permanente y dinámico.

El Sernageomin recomendó aplicar en forma preventiva restricciones al acceso en una zona próxima al cráter con un radio mil metros a la redonda.