El cineasta, productor y guionista estadunidense Walt Disney, quien este martes hubiera cumplido 116 años de edad, siempre la pasó bien durante las visitas que realizó a México, nunca lo hizo por compromiso, al contrario, lo disfrutó tanto que aprendió de la cultura de este país.

Así lo explicó Francisco Haghenbeck, curador de la exposición “México y Walt Disney, un encuentro mágico”, que actualmente se exhibe en la galería de la Cineteca Nacional, en la Ciudad de México.

“Quizá lo más sorprendente es que la pasó muy bien, en ningún momento se ve a Walt Disney que estuvo por cumplir, sino que realmente se ve feliz, absorbiendo todo, rompiendo piñatas”, declaró a los medios.

Agregó que en un periódico se puede ver cómo autoridades mexicanas le hicieron la reconstrucción de una posada, en la cual el creador de “Mickey Mouse” tomó ponche y conoció por primera vez esta fiesta popular.

Refirió que dos años después él viajó con un grupo de artistas que capturaron la esencia de México y estas experiencias se ven reflejadas en la película "Los tres caballeros".

El escritor novelista comentó que aunque ya había registro de la travesía que hizo Disney por Argentina y Brasil, no se había tocado nunca el tema de México, por lo que existía poca investigación al respecto, sobre todo para el público de Estados Unidos.

“Para nosotros era una sorpresa agradable saber que gente que había venido de la Unión Americana le había gustado todo lo que él hizo dentro de México”.

Puntualizó que es un orgullo decir que en la citada muestra se cuenta con el registro de imágenes cuando Walt Disney platicó con Diego Rivera, Gabriel Figueroa, Miguel Alemán, Salvador Novo y Emilio Azcárraga.

Todas estas fotografías se pudieron captar a lo largo de los 10 días que estuvo Disney en México y son parte del legado que se tiene de la herencia de tres lugares: el Archivo General de la Nación, el registro fotográfico y la hemeroteca del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

“A través de todos los periódicos del 8 de diciembre, hasta que se fue el 21 de diciembre de 1942, recreamos todo, hasta pudimos saber lo que tomó en esos días, que fue whisky, tequila, ponche con 'piquete', se vistió de charro, hubo un trabajo de reconstrucción de lo que realmente Walt Disney vivió aquí en México”, concluyó.