La multinacional Nespresso anunció la ampliación de su programa de abastecimiento de café para llegar, por primera vez, a las zonas más afectadas por el conflicto armado como parte de su inversión de 50 millones de dólares en la siembra y producción sostenible de café de alta calidad en Colombia.

El plan está construido sobre el compromiso a largo plazo de Nespresso con el café colombiano y su esfuerzo por mejorar la producción en las regiones afectadas por el conflicto, así como la revitalización de la industria cafetera en estas áreas donde la producción se había perdido.

Según el plan de la multinacional que se conoció en el marco del 85 Congreso Nacional Cafeteros, que se realiza en esta ciudad del occidente de Colombia, se dará continuidad a “Aurora de la Paz”, un café que tiene su origen en la sureña región de Caquetá lanzado a principio de este año “como un símbolo de la oportunidad que la paz representa para los caficultores”.

Las proyecciones apuntan a que la multinacional se abastecerá cinco veces más de café de Caquetá en 2018, debido a su expansión en áreas que eran inaccesibles antes de la firma del Acuerdo de Paz con las guerrillas de las FARC.

La extensión del programa permitirá “el abastecimiento, por primera vez, de café de San Vicente del Caguán, una comunidad que fue el centro del conflicto armado. Esta región cuenta con un clima único para el crecimiento del café Arábica, a baja altitud y temperatura. La combinación con la alta humedad de la zona caracteriza al café con notas frutales y una fina acidez”.

Con este proyecto los productores de Caquetá se ”vincularán a los 33 mil caficultores colombianos que ya participan en el programa lanzado en 2004 apoyado por un equipo local de 150 agrónomos. La expansión de este programa a San Vicente del Caguán será llevada a cabo con el apoyo del socio estratégico de Nespresso, la Federación Nacional de Cafeteros (FNC)”.