El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, asiste a la Cumbre Climática de Alcaldes (C40), donde firmará la Declaración Climática de Chicago para refrendar el compromiso de las urbes en la defensa del ambiente.

“Todas las ciudades que estaremos firmando esta Declaración Climática de Chicago; lo que estamos refrendando es el compromiso de la lucha contra el cambio climático”, sostuvo Mancera Espinosa.

De acuerdo con un comunicado del gobierno capitalino, en el marco de esta Cumbre, la Ciudad de México fue seleccionada como una de las 25 finalistas de los Premios C40 Cities Bloomberg Philanthropies Awards 2017, de un total de 90 urbes participantes, por sus acciones e iniciativas gubernamentales encaminadas a la protección medioambiental.

Indicó que este certamen se realiza cada año con el propósito de premiar el liderazgo de sus integrantes, así como de proyectos innovadores realizados por los alcaldes de las grandes ciudades del mundo para hacer frente al cambio climático.

Como finalista, la capital mexicana se colocó en la categoría Cities4Action con el proyecto “Acelerando la acción climática en la Ciudad de México” en el que se destacan los avances del Programa de Acción Climática (PACCM) 2014-2020.

“Nuestro sistema de monitoreo, los financiamientos que se han logrado, los fondos verdes, la perspectiva transversal en estas tareas, porque hoy ya no se comenta, pero no hemos pasado de los 150 puntos y este es un logro para la Ciudad de México", expresó el jefe de gobierno capitalino.

Detalló que la capital del país compitió en esta categoría con ciudades como Nueva York, Los Ángeles, Hong Kong, Buenos Aires, San Francisco, Vancouver, Barcelona y Róterdam, y este 5 de diciembre participa por la final junto a Fort Collins, San Diego y Oslo.

“Esperemos que haya mucha suerte para la Ciudad de México. Sería un reconocimiento importantísimo en materia de lucha contra el cambio climático”, expresó Miguel Ángel Mancera.

El evento del C40 atrae a alcaldes y líderes de todo el mundo para avanzar en una agenda compartida, a través de la colaboración y el intercambio de conocimientos, al tiempo que se aumenta la visibilidad del potencial global de las acciones climáticas en las ciudades.