La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) realizó en Ciudad Universitaria la novena edición de la “Noche de las estrellas”, a la que acudieron cientos de astrónomos amateurs, profesionales y familias que orbitaron frente a 200 telescopios.

En esta edición, por primera vez, se integró un programa especial de inclusión en donde las personas con discapacidad disfrutaron de actividades de divulgación científica.

Así ocurrió en el estand “Tocando el cielo”, donde la ciencia fue utilizada para crear un ambiente de inclusión a través de talleres de astronomía para personas con discapacidad visual o en “La eterna noche”.

En la carpa pudieron acceder a una plantilla de puntos sensibles al tacto de la Nebulosa de Orión, además de que para otro sector se realizó un recorrido con intérprete de Lengua de Señas Mexicana (LSM), detalló un comunicado.

En el acto inaugural, realizado ya entrada la noche, William Lee Alardín, coordinador de la Investigación Científica de esta casa de estudios, recordó que este año se cumplen 60 años del lanzamiento del Sputnik 1, hecho con el que inició la carrera espacial, el tema de esta fiesta astronómica.

En su oportunidad, César A. Domínguez Pérez-Tejada, director general de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, comentó que las verdaderas estrellas eran los asistentes, los que se ven y se verán.

Las estrellas han inspirado a poetas, a afectividades, al amor, “esperemos que en esta ocasión inspiren vocaciones”, expresó.

El investigador José Franco, del Instituto de Astronomía, y titular del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, anticipó que se prepara una gran jornada para la décima edición de dicho evento, lo que sucederá en 365 noches de estrellas más.