Mariposa
Un ejemplar de polilla fúria PIXABAY

Según un estudio del Centre de Recerca Ecològica i Aplicacions Forestals (Creaf) las poblaciones de pájaros y mariposas son "indicadores claves" para medir la pérdida de la biodiversidad,informó este miércoles el centro en un comunicado.

El estudio constató que las aves y mariposas que viven en hábitats abiertos se han visto perjudicados por la pérdida sucesiva de prados y matorrales, y las que viven en zonas boscosas, se han visto favorecidas.

Las aves y mariposas más forestales podrían estar desplazando a las de espacios abiertosEstas variaciones han sido relacionadas con los cambios de paisaje que ha sufrido Cataluña y el conjunto del mediterráneo en las últimas décadas debido al abandono de las prácticas agrícolas, forestales y ganaderas.

Algunos ejemplos son el verdugo, un pájaro cada vez más amenazado de extinción en Cataluña, y la fúria, una pequeña mariposa con poblacionales que han decrecido casi el 90% en las últimas dos décadas.

"Estos resultados nos alertan de que las especies de aves y mariposas más forestales podrían estar desplazando a las especies de los espacios abiertos", destacó el investigador del Creaf Lluís Brotons.

Ha analizado durante 12 años 300 itinerarios en todo el territorio y, respecto a las mariposas, ha estudiado datos de 70 parcelas durante 20 años, lo que ha facilitado conocer "la magnitud y las consecuencias de los cambios ambientales sobre la biodiversidad".