El gobierno de Colombia condenó hoy el ataque terrorista contra la mezquita Al-Rawda, en la localidad egipcia de Bir Al-Abed, situada al norte de la Península del Sinaí, que dejó 235 muertos y más de 120 personas heridas, informó la cancillería.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores señaló que “este tipo de actos criminales son injustificable, sin importar su motivación, dónde, cuándo o por quién sea cometido”.

Colombia expresa “su amplia solidaridad con el Gobierno de la República Árabe de Egipto y con el pueblo egipcio, y hace llegar sus condolencias a las familias de las víctimas de estos atentados”.

El gobierno de Colombia reafirma “su absoluto rechazo a cualquier manifestación de violencia y acción terrorista, las cuales constituyen una grave amenaza a la paz y la seguridad internacionales, así como a las libertades consagradas y promovidas por las Naciones Unidas”.