Marihuana
Una planta de marihuana. Bogdan / Wikipedia

El comisionado federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, Mikel Arriola Peñalosa, informó que se recibió una nueva solicitud de permiso para el consumo de marihuana a favor de seis personas.

Entrevistado al término de la presentación de los detalles de la Cumbre Mundial de Titulares de Agencias Sanitarias Reguladoras de Medicamentos, añadió que la solicitud tiene un plazo de tres meses para ser contestada, "pero seguramente lo haremos previo a eso".

Abundó que aunque lo que procede en esta nueva solicitud es la negativa, toda vez que la Suprema Corte declaró inconstitucional la norma solo para cuatro personas, aún tendrán que razonar y fundamentar esa negativa en los plazos legales.

La nueva petición está hecha en la misma modalidad que presentaron las cuatro personas hoy amparadas y recordó que la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) no despenaliza el uso de la mariguana ni permite su comercialización, únicamente ampara a cuatro personas.

Sigue la prohibición

Arriola Peñalosa subrayó que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) debe cumplir la sentencia y así lo hará con las modalidades y requerimientos que dé la sentencia de la Suprema Corte.

En ese sentido, comentó que hasta el momento la Corte no le ha enviado el engrose del amparo de las cuatro personas y reiteró que para el organismo a su cargo y para el resto de la población la norma general es la prohibición de esa droga.

Las políticas de prevención y atención a los enfermos siguen siendo reforzadas para prevenir a la población sobre los daños causados por la mariguana y para ampliar la red de atención de adictos.

En cuanto a la propuesta de modificar la Ley de Salud para facilitar el ingreso al país de productos terapéuticos que contengan cannabinoides, dijo que es necesario regular el acceso de fármacos que tengan como base cannabis del tipo THC, lo que actualmente está expresamente prohibido por la ley.

Para el caso de medicamentos con cannabis que no tengan esta sustancia, como es el caso del cannabidiol que se desarrolla en Estados Unidos, no es necesario que se reforme la ley porque a partir del reglamento se puede autorizar importar para uso personal, con prescripción médica.