Improcedente que independientes usen otros medios para acopiar firmas

La Sala Regional Monterrey resolvió improcedente la utilización de mecanismos distintos a los establecidos en la ley, a fin de recabar apoyos ciudadanos para candidaturas independientes.De esta...

La Sala Regional Monterrey resolvió improcedente la utilización de mecanismos distintos a los establecidos en la ley, a fin de recabar apoyos ciudadanos para candidaturas independientes.

De esta manera, dicha sala del Tribunal Electoral federal confirmó el oficio del director ejecutivo de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto Nacional Electoral (INE), que declaró improcedente la solicitud del actor de recabar los apoyos ciudadanos mediante cédulas físicas de respaldo.

La sala regional resolvió dos juicios ciudadanos promovidos por Marco Antonio Arredondo, relacionados con la obtención del porcentaje de apoyo ciudadano necesario para ser registrado como candidato independiente a diputado federal por el distrito electoral 06 en San Luis Potosí.

La petición del aspirante consistía en que se le autorizara recolectar ese apoyo mediante un mecanismo distinto al de la aplicación móvil, ya que ésta presentaba vicios ocultos que nunca le fueron dados a conocer, lo que significaba un obstáculo para ello.

El pleno de la sala estimó infundada la pretensión del actor, ya que del análisis hecho a un acta circunstanciada en la que se realizó una revisión técnica especializada de diversos aparatos telefónicos presentados por el ciudadano, se detectó que no existían fallas en la aplicación móvil.

Se descubrió que dos de los equipos celulares presentados por el actor no contaban con las características mínimas requeridas para su descarga conforme al Manual de usuario Auxiliar-Gestor dispositivo con Android aplicación móvil.

Además, presentó otros dispositivos que sí cumplían con los requerimientos mínimos solicitados y en los cuales la aplicación funcionaba de forma correcta.

En la sentencia, la Sala Monterrey confirmó la determinación del director ejecutivo de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE que negó recabar los apoyos ciudadanos para que el actor pudiera ser registrado como candidato independiente mediante el uso de cédulas físicas.

Ello, dado que sólo se limitó a hacer manifestaciones vagas, genéricas e imprecisas; asimismo, concluyó que no existía un trato desigual entre candidatos independientes a cargos federales en relación con los estatales, ya que la reglas las emiten autoridades electorales distintas.