Bangladesh y Myanmar acuerdan repatriación de miles de rohingya

Bangladesh y Myanmar firmaron este jueves un memorando de entendimiento para el regreso a este país de los 622 mil refugiados de la minoría musulmana rohingya, que habían huído del oeste birmano a...

Bangladesh y Myanmar firmaron este jueves un memorando de entendimiento para el regreso a este país de los 622 mil refugiados de la minoría musulmana rohingya, que habían huído del oeste birmano a causa de la violencia de la que eran víctimas.

La noticia del acuerdo fue anunciada este jueves desde el ministerio de Trabajo, Inmigración y Población de Myanmar.

Ambos países mantenían desde ayer miércoles en Naipyidó negociaciones para tratar el destino de los miles de rohinyas que cruzaron la frontera a principios de septiembre huyendo de la violencia de las fuerzas de seguridad birmanas.

Bangladesh señaló que era un "primer paso", mientras Myanmar aseguro que está listo para recibir a la minoria de los rohingyas "lo antes posible".

Las agencias de ayuda han expresado su preocupación sobre la devolución de los rohingyas a menos que se pueda garantizar su seguridad.

Los rohingya son una minoría sin Estado que han sufrido persecución durante mucho tiempo en Myanmar. Más de 600 mil han huido a la vecina Bangladesh desde que estalló la violencia en el estado de Rakhine a fines de agosto.

Naciones Unidas describió el éxodo masivo como "un ejemplo de libros de texto de limpieza étnica", y hubo informes de asesinatos generalizados, violencia brutal y violación sistemática.

El miércoles, el secretario estadunidense de Estado, Rex Tillerson, sostuvo que la acción militar de Myanmar contra la población minoritaria rohingya constituía una limpieza étnica.

"Estamos listos para traerlos de vuelta tan pronto como sea posible después de que Bangladesh nos remita los documentos", explicó el secretario permanente del Ministerio Trabajo, Inmigración y Población, Myint Kyaing.

Antes de regresar a Myanmar, también conocido como Birmania, los refugiados deben proporcionar sus detalles personales en formularios que se entregarán a las autoridades.

Desde que comenzó la última ola de violencia en el estado birmano de Rakhine, más de 500 mil musulmanes rohingya han huido al vecino Bangladesh.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha denunciado que la campaña militar llevada a cabo por las autoridades birmanas en Rakhine contra los rohingya supone "una limpieza étnica de manual".

El gobierno insiste en que la represión tiene como objetivo desterrar a los "terroristas" rohingya tras un ataque a 30 puestos de la policía a fines de agosto en el estado de Rakhine, que dejó 12 miembros de las fuerzas de seguridad muertos.

A principios de este mes, las imágenes de Sky News que mostraban mujeres demacradas y bebés recién nacidos que habían sido arrojados a las playas y abandonados para morir, provocaron una discusión sobre el tratamiento de Myanmar a la minoría musulmana.

Las principales organizaciones benéficas advirtieron sobre la explotación, el tráfico y la prostitución contra mujeres y niños rohingya vulnerables en los campamentos de Bangladesh.

La líder civil de Myanmar, Aung San Suu Kyi, ganadora del Premio Nobel de la Paz, ha recibido críticas internacionales por no haber condenado directamente la violencia de las fuerzas de seguridad del país.