Saneamiento y agua potable, vitales para la salud: autoridad ambiental

El simple hecho de contar con un retrete adecuado es un gran paso para ayudar a contar con agua segura y salud a cerca de dos mil 400 millones de personas que carecen de este líquido, expuso la...

El simple hecho de contar con un retrete adecuado es un gran paso para ayudar a contar con agua segura y salud a cerca de dos mil 400 millones de personas que carecen de este líquido, expuso la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En el marco de la celebración este domingo del Día Mundial del Saneamiento, la dependencia destacó la importancia del manejo responsable del agua.

En su blog de Internet, detalló que el saneamiento es una prioridad del desarrollo mundial, tal y como lo señala la Organización Mundial de la Salud (OMS) al reflexionar sobre el hecho de que cerca de cuatro mil 500 millones de personas viven sin un retrete en sus hogares.

Tanto el servicio de ese líquido como el de saneamiento son elementales para todo individuo y deben solventarse según lo previsto en el objetivo 6 de Desarrollo Sostenible (ODS) y la agenda 2030.

Recordó que durante 2016 en México se destinaron 27 mil 28.9 millones de pesos para la cobertura y mejora de los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento.

Agregó que a junio de este año dos mil 424.2 millones de pesos fueron destinados para dar servicio de agua potable a 115 millones de habitantes, es decir 94.4 por ciento de la población, con lo que la meta de 93.3 por ciento para 2018 ya fue rebasada.

La Semarnat destacó que también, con 364 obras de alcantarillado, se incorporaron al servicio a 556 mil 541 habitantes.

En ese sentido, recordó que el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que el agua potable y saneamiento repercuten en la salud individual y comunitaria, por lo que no deben ser privilegio de los ricos o los habitantes de las áreas urbanas.

Otras fuentes como la Unicef y WASHwathc señalan que una de cada 10 personas no tiene más opción que defecar al aire libre, lo que a la larga deriva en problemas de salud como la diarrea, ocasionada por las malas condiciones de saneamiento y agua insalubre, lo que mata a 315 mil niños cada año.

También existe la referencia de transmisión de enfermedades en el lugar de trabajo, debido a las malas condiciones de saneamiento e higiene, lo que causa 17 por ciento de todas las muertes relacionadas con el trabajo, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Finalmente, de acuerdo con estudios de Hutton, la pérdida de productividad a causa de enfermedades ocasionadas por falta de saneamiento y malas prácticas de higiene cuesta a muchos países hasta cinco por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB).