Buena respuesta de yucatecos al programa El Buen Fin

Los tres primeros días del programa El Buen Fin transcurrieron en esta ciudad con una gran afluencia de personas en plazas comerciales, tiendas departamentales, de autoservicio y del centro de la...

Los tres primeros días del programa El Buen Fin transcurrieron en esta ciudad con una gran afluencia de personas en plazas comerciales, tiendas departamentales, de autoservicio y del centro de la ciudad y sin mayores incidentes, informó la Cámara Nacional de Comercio local.

El presidente de ese organismo empresarial, Juan José Abraham Daguer, destacó en entrevista que la principal característica de estos tres días ha sido la seguridad y el compromiso de los comercios por respetar los promociones y descuentos anunciados con anterioridad, “lo que ha incentivado que las ventas vayan conforme a lo esperado”.

“Los compradores acudieron en la búsqueda de productos, artículos y servicios a precios de promoción, con descuentos únicos para este programa que busca incentivar la economía interna y muchos socios respondieron con esos descuentos”, aseguró.

Resaltó que los productos y artículos que mayor demanda tienen en “el fin de semana más barato del año”, son los relacionados con electrónica y tecnología, como televisiones de pantalla plana, laptop, teléfonos celulares, tabletas, entre otros.

En el caso de Yucatán, principalmente Mérida, el Buen Fin representa una buena oportunidad para incrementar las ventas, pues ofrece ahorros verdaderos a la hora de comprar en cualquiera de los establecimientos, de diversos giros, que participan durante los cuatro días que dura este programa, subrayó.

Abraham Daguer precisó que de acuerdo con datos de los afiliados a la Cámara El Buen Fin elevó las ventas, lo que indica que la derrama programada, de seis mil 200 millones de pesos se alcanzará y se superará.

“Con El Buen Fin se inicia la temporada de mayores ventas, previa al fin de año, lo que ayuda a que la economía de los negocios se active en un mes, noviembre, que tradicionalmente era considerado de bajas transacciones comerciales”, precisó.

“Es un esquema comercial de ofertas y promociones que está en el gusto de los ciudadanos, y se consolidando en cada edición, atrayendo a Mérida a visitantes de otros estados que llegan a comprar, y que convierten a la ciudad, durante cuatro días, en el polo comercial de la Península y la región sureste”, finalizó