Tenor Ramon Vargas cantará en apoyo de niños y jóvenes con discapacidad

El tenor mexicano Ramon Vargas se prepara para ofrecer un recital el próximo 3 de diciembre, en el Teatro de las Artes, del Centro Nacional de las Artes (Cenart), a fin de recaudar fondos para ayudar...

El tenor mexicano Ramon Vargas se prepara para ofrecer un recital el próximo 3 de diciembre, en el Teatro de las Artes, del Centro Nacional de las Artes (Cenart), a fin de recaudar fondos para ayudar a niños y jóvenes con capacidades diferentes de las zonas pobres de México.

En entrevista telefónica, el tenor recordó que la fundación Ramón Vargas para la rehabilitación y plena inclusión familiar y social de niños y jóvenes con discapacidad, In Memoriam Eduardo Vargas (1993-2000) está inspirada en la memoria de su hijo, quien murió a los seis años de edad: “él es el inspirador de esta obra y el concierto es en apoyo a la fundación”.

“Es un recital al que hemos puesto como nombre Entre amigos porque tiene una finalidad benéfica, que es apoyar a la fundación Eduardo Vargas, y lo que nosotros buscamos es la inclusión y rehabilitación de jóvenes y niños con discapacidades en zonas marginadas del país”, comentó el intérprete.

En cuanto a la selección de temas que serán interpretando, Vargas adelantó que está compuesta por dos partes, la primera de ópera, con música de Wolfgang Amadeus Mozart (1756–1791), Gaetano Donizetti (1797-1848) y Giuseppe Verdi (1813-1901), y la segunda de canciones italianas.

La presentación contará con la participación del pianista Ángel Rodríguez, al cual Vargas se refirió como un querido amigo y una persona muy solidaria, y quien está muy feliz de colaborar con él.

Vargas también se refirió al poder sanador de la música y consideró que es uno de los pocos vínculos a nivel humano que no tiene fronteras.

Por otra parte, consideró que los mexicanos deberíamos ser más activos en materia de solidaridad.

“La solidaridad somos todos y todo el tiempo; tenemos que concientizarnos de la vida social de nuestro país, si quieren participar les voy a agradecer mucho, y les aseguro que todo lo que aporten va directamente a los niños y jóvenes discapacitados en las zonas muy pobres de México”, invitó.

Recordó que cuando ha habido grandes desastres en México, como el terremoto del 85, y ahora el de este año, los mexicanos nos ponemos solidarios, somos muy unidos, muy fuertes, absolutamente fantásticos, no nos detiene nadie, pero después de que pasan estas desgracias nos volvemos otra vez apáticos”, lamentó.

Vargas recientemente estrenó en París la ópera “La clemencia de Tito”, de Mozart, obra ya había sido cantada previamente por el tenor mexicano.

“La canté en México también, precisamente cuando nació mi hijo Eduardo, el motivador de la fundación, que fue en 1993, el nació en Italia, y yo me tenía que ir directamente a Guanajuato para estrenar esta obra, y bueno lo tengo presente como una fecha especial”, recordó Vargas.

A diferencia del resto de las óperas en París, que normalmente se presentan en el Teatro de la Bastilla, donde el año pasado Vargas cantó “Los cuentos de Hoffmann”, el tenor destacó que este montaje de la última ópera escrita por Mozart se presenta en el Palacio Garnier, mandado a construir por Napoleón.

“Es una joya arquitectónica, es maravilloso, cantar dentro de este recinto es el espectáculo dentro del espectáculo, es muy particular estar cantando en este lugar, y más que imponer, me da mucho respeto porque tiene una gran tradición, como nuestro teatro en Bellas Artes, claro es más antiguo, pero te da un respeto, se siente el peso de la tradición”, acotó.