Comisión forestal y procuraduría ambiental combaten deforestación

Con la intención de combatir la deforestación en México y obtener resultados cualitativos y de alto impacto, la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y la Procuraduría Federal de Protección al...

Con la intención de combatir la deforestación en México y obtener resultados cualitativos y de alto impacto, la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) operan los programas de Combate a la Tala Clandestina y Nacional Forestal (Pronafor).

En estos participan cada una de las delegaciones en los estados, las cuales realizan acciones contra la tala que se orientan a la inspección y vigilancia de la cadena productiva en materia forestal: aprovechamiento, transporte, transformación y almacenamiento de materias primas forestales, de la que se derivan diversos ilícitos ambientales.

De acuerdo con un comunicado, durante 2016 y en lo que va del presente año, la Profepa ha realizado cinco mil 195 inspecciones, 977 recorridos de vigilancia y 456 operativos en materia forestal.

En estas acciones se han clausurado 146 aserraderos, y se aseguraron 48 mil 849 metros cúbicos de madera, 518 vehículos, 847 toneladas de carbón vegetal, mil 86 herramientas y equipos, y se ha puesto a disposición del Ministerio Público Federal a 99 personas.

Por ello, la Conafor y la Profepa fortalecen su compromiso de garantizar la conservación, protección y el cuidado de los recursos forestales, mediante las actividades de inspección y vigilancia para verificar el estricto cumplimiento de la Normatividad Ambiental aplicable.

Según la Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales (FRA, por sus siglas en inglés), México ocupa el lugar decimoprimero en la lista de países con mayor superficie de bosques y selvas, y el lugar 63 en la lista de porcentaje de tasa de deforestación.

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) suscribieron un convenio de colaboración para la creación de un grupo denominado Gendarmería Ambiental, a fin de colaborar en la protección de las áreas naturales protegidas.

En ese sentido, la Gendarmería Ambiental ha conseguido el decomiso de más de tres mil metros cúbicos de madera en todo el país. En esta lucha se cuenta con el apoyo de las secretarías de Marina (Semar) y de la Defensa Nacional (Sedena) en las labores de protección de los bosques en México.

Reportes de la World Wildlife Fund (WWF) México indican que la Gendarmería Ambiental y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) desarrollaron tareas de inspección y vigilancia en la Reserva de la Biósfera de la Mariposa Monarca, lo que disminuyó en 94.5 por ciento la tala clandestina.

Entre mayo de 2016 y febrero de 2017, la degradación de bosques en dicha área natural protegida, que abarca tres estados de la República mexicana, se redujo 78.15 por ciento con respecto a las 72.3 hectáreas afectadas en 2015-2016.

En este último periodo, se degradaron 15.8 hectáreas de bosques, de las cuales 0.65 fueron afectadas por tala clandestina, 13.8 hectáreas resultaron dañadas por la caída de árboles debido a los vientos de la tormenta del 9 de marzo de 2016 y 1.35 por sequía.

En colaboración con las autoridades locales, los gobiernos federal, estatales y municipales, la iniciativa privada y la sociedad civil, WWF trabaja desde 2003 para conservar los bosques de esa reserva en beneficio de la naturaleza, de los pobladores locales y de quienes visitan este lugar.

De 2005 a la fecha, la WWF ha reforestado  dos mil 624 hectáreas de bosques y ha apoyado la reforestación de cuatro mil 844 hectáreas (siete mil 468 hectáreas en total), con la plantación de más de 8.19 millones de árboles de especies nativas de la reserva, entre los que destacan oyamel y pino.