El Instituto Nacional de la Economía Social (INAES) informó que en este año aumentó el número de proyectos productivos aprobados en relación al 2016, al pasar de 181 a 222, por lo cual se dispersaron 56 millones de pesos.

El delegado del organismo, Fredy Chablé Torrano, expuso que en monto fue un poco menor el recurso total, pero se apoyó a más grupos sociales.

Lo anterior, dijo en entrevista, porque las reglas de operación variaron al reducirse el monto máximo de apoyo a un proyecto que en 2016 era de hasta 400 mil pesos para uno nuevo y este año fue por hasta 250 mil pesos.

De igual forma se redujo para los organismos constituidos, que podían acceder en 2016 a un máximo de un millón de pesos y en este año fue hasta por 500 mil pesos.

Sin embargo, refirió que esto permitió mayor cobertura a grupos de organismos sociales y más personas beneficiadas que, después de supervisiones efectuadas, todos sus proyectos están en operación.

Resaltó que en el catálogo del INAES existen entre 500 y 600 actividades para poder destinar recursos, tanto del sector primario, secundario, terciario y comercial.

Sin embargo, en el caso de Tabasco se le da más atención a los proyectos productivos del sector primario como son el cacao, la piña, la caña de azúcar y el plátano.

En este sentido, ponderó el avance en cuanto a darle un valor agregado a los proyectos en cuanto a procesar tale productos, como en el caso del cacao con grupos de mujeres que ya elaboran derivados como chocolate, polvillo o avena con cacao.

Sobre las restricciones para el 2018 con los procesos electorales tanto federal como estatal, mencionó que se mantendrá el impulso a los proyectos, pero con respeto al marco jurídico sin mayor publicidad o difusión de las acciones.

Indicó que funcionarios del Instituto Nacional Electoral (INE) otorgaron una capacitación a los delegados federales sobre lo que se puede y no hacer en temporada de elecciones a fin de no incurrir en faltas.