"Tengo la conciencia tranquila": Aguirre subraya que su relación con Abarca fue institucional

  • El exgobernador sostuvo un encuentro privado con integrantes de la comisión que da seguimiento al caso Iguala.
  • Destacó que hace mes y medio acudió a la PGR para hacer una declaración de manera voluntaria.
  • Respecto a los normalistas aseveró que mantuvo una buena relación con ellos.

Ángel Aguirre, gobernador con licencia de Guerrero, negó tener vínculos con grupos delictivos, dijo que su relación con José Luis Abarca fue institucional y que su actuación oportuna ha permitido la consignación de 16 policías municipales.

El exgobernador también resaltó la voluntad del gobierno para que la ciudadanía conozca la verdad Entrevistado antes de un encuentro privado con integrantes de la comisión que da seguimiento al caso Iguala,negó también cualquier vinculo personal con Abarca Velázquez y con la esposa del expresidente municipal de Iguala, María de los Ángeles Pineda Villa.

"Mi relación con ellos se dio en el marco institucional, cuando yo acudía en algunas ocasiones a Iguala a inaugurar obra o supervisar algún programa", declaró el ex mandatario estatal antes de la reunión, que se realizó en un hotel del sur de la ciudad de México.

Subrayó que tiene la conciencia tranquila y destacó que hace mes y medio acudió a la Procuraduría General de la República (PGR) para hacer una declaración de manera voluntaria.

Respecto a los jóvenes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, aseveró que mantuvo una buena relación con ellos e incluso otorgó computadoras, autobuses e inversiones por 60 millones para la remodelación de ese centro educativo.

El ex gobernador de Guerrero también resaltó la voluntad del gobierno para que la ciudadanía conozca la verdad e insistió que no ha estado ausente y que en breve anunciará un movimiento para presentar un proyecto a la sociedad civil de Guerrero.

También descartó que su carrera política haya finalizado, luego de los hechos violentos ocurridos en Iguala a finales de septiembre del año pasado, cuando desaparecieron 43 normalistas.