La propietaria de Corona sube su oferta por SABMiller para crear una cervecera global

  • La nueva oferta es de Anheuser-Busch InBev ofreció 104,000 millones de dólares.
  • SABMiller rechazó de nuevo la propuesta, alegando que no es muy distinta a la previa.
  • La fusión habría creado una empresa con el 31% de la cuota de mercado global.
Fábrica de cerveza.
Fábrica de cerveza.
ARCHIVO

La firma belga Anheuser-Busch InBev mejoró el miércoles a más de 68,000 millones de libras (104,000 millones de dólares) su oferta por SABMiller, en su campaña por crear un gran grupo cervecero global.

AB InBev necesita a SABMiller, pero ha hecho unas propuestas oportunistas y muy condicionadasAB InBev, que produce marcas como Budweiser y Corona, anunció que había aumentado su propuesta a 42.15 libras esterlinas (64.35 dólares) por acción. SABMiller no tardó en rechazar de nuevo la propuesta y señaló que sólo era 15 peniques superior a una oferta informal de 42 libras que había rechazado su junta el pasado lunes.

"AB InBev necesita a SABMiller, pero ha hecho unas propuestas oportunistas y muy condicionadas, en las que algunos elementos se han diseñado de forma deliberada para ser poco atractivas a muchos de nuestros accionistas", dijo Jan du Plessis, presidente de SABMiller, en un comunicado. "AB InBev está minusvalorando de forma considerable a SABMiller".

Los fabricantes de cerveza se ven empujados hacia la consolidación por una erosión de su cuota de mercado y la competencia, en especial de las cervezas artesanales que disfrutan de un momento de popularidad. La fusión habría creado una empresa con aproximadamente el 31% de la cuota de mercado global y empequeñecería al siguiente grupo más grande, Heineken, que tiene una cuota de mercado global del 9%.

SABMiller Plc., propietaria de marcas como Miller Genuine Draft y Peroni, vendió 324 millones de hectolitros (8,560 millones de galones) de cerveza, refrescos y otras bebidas alcohólicas en el año fiscal terminado el pasado 31 de marzo. AB InBev vendió 459 millones de hectolitros en ese mismo periodo.

De llegar a un acuerdo, la nueva empresa tendría que vender algunas marcas

De alcanzarse un acuerdo, se espera que el tamaño total de la empresa combinada fuerce a los reguladores a exigir la venta de algunas marcas para asegurar una competencia justa. Eso incluiría Miller en Estados Unidos.

La empresa resultante de la fusión "construiría la primera empresa de cerveza realmente global", afirmó el director ejecutivo AB InBev, Carlos Brito.