Tres contratos son adjudicados en la segunda licitación de la Ronda Uno, dos quedan desiertos

  • La segunda etapa incluye nueve campos en aguas someras del Golfo de México.
  • Fueron adjudicados el primero, segundo y cuarto bloques.
  • El tercero y quinto bloques fueron declarados desiertos.

Este miércoles fueron adjudicados tres de los cinco contratos de la segunda etapa de la Ronda Uno, en la que se incluyeron nueve campos en aguas someras del Golfo de México.

En la segunda etapa de la Ronda Uno se incluyeron nueve campos en aguas someras del Golfo de MéxicoEl primer bloque petrolero, integrado por los campos Amoca, Miztón y Teocalli, fue ganado por la empresa italiana Eni International.

De acuerdo con el Comité Licitatorio, la oferta presentada por esta compañía fue de 83.75 por ciento de participación para el Estado, con 33 por ciento de valor incremental sobre el programa mínimo de trabajo.

El primer contrato de la convocatoria consta de los campos Amoca, Miztón y Teocalli, frente a las costas de Tabasco.

El segundo bloque, que se ubica en la provincia petrolera Cuencas del Sureste, que incluye al campo Hokchi, fue adjudicado al consorcio integrado por Pan American Energy y E&P Hidrocarburos y Servicios.

La oferta presentada fue de 70 por ciento de participación para el Estado, con un ciento por ciento de valor incremental sobre el programa mínimo de trabajo.

El otro bloque adjudicado fue el cuarto, integrado por los campos Ichalkil y Pokoch, a la empresa Fieldwood Energy, en consorcio con Petrobal.

La oferta presentada fue de 74 por ciento de participación para el Estado, con cero por ciento de valor incremental sobre el programa mínimo de trabajo. Dicho dato se encuentra por encima de lo propuesto por la Secretaría de Hacienda, con valores mínimos de 33.7 por ciento y cero por ciento de trabajo.

Los bloques declarados desiertos fueron el tercero, que corresponde al campo Xulum, al no presentarse propuestas económicas, y el quinto, de los campos Misión y Nak al carecer de propuestas económicas o estar por debajo del mínimo establecido.