Tratamiento oportuno de glaucoma evita 90 por ciento de casos de ceguera

En la mayoría de los casos, el glaucoma no presenta síntomas, por lo que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reiteró la recomendación de tomar medidas preventivas con detección y...

En la mayoría de los casos, el glaucoma no presenta síntomas, por lo que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reiteró la recomendación de tomar medidas preventivas con detección y tratamiento oportuno para evitar hasta 90 por ciento de los casos de ceguera que provoca la enfermedad.

Debido que el glaucoma es la segunda causa de ceguera irreversible en el mundo, el Seguro Social llamó a la población mayor de 40 años de edad con diagnóstico de diabetes o miopía, para que acuda a revisión de los ojos una vez al año, a fin de detectar a tiempo la enfermedad e iniciar tratamiento.

De acuerdo con el jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI, Julio Alejandro Blanco D Mendieta, el consumo de esteroides y tener antecedentes familiares con glaucoma son factores de riesgo para desarrollar este padecimiento, que afecta más a las mujeres.

Para los derechohabientes diagnosticados con glaucoma, el IMSS brinda tratamiento farmacológico oftálmico, medicamentos vía oral y cirugía en casos severos, expuso el especialista.

Explicó que existen 100 tipos de glaucoma, pero el Primario de Ángulo Abierto es el más común, y de éste, durante 2016 fueron atendidos ocho mil 798 casos en el servicio a su cargo, 619 requirieron hospitalización y 411 fueron operados.

En México, un millón 560 mil personas padecen este problema de salud, y la mitad de ellas no lo sabe, mientras que alrededor de 50 mil han perdido la vista, debido a que aumenta la presión del ojo y daño al nervio óptico, según cifras del Colegio Mexicano de Glaucoma.

El glaucoma se caracteriza porque el sistema de drenaje está disminuido y el fluido intraocular, llamado humor acuoso, que suministra oxígeno y nutrientes necesarios para mantenerlo sano, no puede drenar adecuadamente.

Indicó que en la mayoría de los casos, esta afección no presenta síntomas, pues la presión del ojo se produce de manera lenta y paulatina.

El doctor Blanco D Mendieta destacó la importancia de seguir debidamente el tratamiento, ya que muchos pacientes creen erróneamente que el glaucoma ha desaparecido cuando la presión ocular llega a niveles normales, sin embargo, sólo está controlada, pues no es curable.