Mujeres de Frente Ciudadano piden combatir discriminación desde familia

Las mujeres deben luchar juntas para obtener muchos más logros y ser dignas representantes, empoderarse, sin importar colores partidistas, coincidieron Ernestina Ramírez, Adriana Dávila y Laura...

Las mujeres deben luchar juntas para obtener muchos más logros y ser dignas representantes, empoderarse, sin importar colores partidistas, coincidieron Ernestina Ramírez, Adriana Dávila y Laura Hernández, ingegrantes del Frente Ciudadano por México.

En el marco de las mesas de “Mujeres al Frente Reconstruyendo México”, Ernestina Ramírez, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), resaltó el proceso histórico para que se reconocieran los derechos de las mujeres, “aún falta por hacer para generar igualdad de condiciones de género, no queremos discriminación, sino que haya condiciones equitativas”.

En la segunda ronda de análisis se tocó el tema social y se exigió que las mujeres sean tomadas en cuenta en las decisiones para transformar este país y transmitan a las nuevas generaciones que su participación es poderosa.

Movimiento Ciudadano informó en un comunicado que dichas mesas se realizan en la Universidad del Valle de Tlaxcala, donde académicas y representantes de la sociedad civil dieron a conocer propuestas, plantearon cómo impulsar el respeto a la paridad, que haya una educación de calidad, incluyente y sin discriminación.

Claudia Rivera Hernández, docente en la Universidad de Puebla, planteó que el proceso de la reforma política electoral se efectúe para hacer pesos y contrapesos entre poderes y para promover la participación ciudadana.

Agregó que “las instituciones tienen que acercarse mucho más a las actividades de la sociedad civil porque el cambio está justamente en ella”.

Ana Laura Cortés Mesa, de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), investigadora sobre violencia política de género, en los medios de comunicación, instituciones, partidos políticos y sociedad, dijo que sus estudios arrojan que la educación viene de la familia, no solo se da en la escuela "sino la base debe estar en el núcleo familiar".

Consideró que "las leyes no llegan a un punto en donde realmente se respete la paridad de género, en la mayoría de las ocasiones son simulaciones”.

A su vez, la maestra Georgina Gastélum se refirió a la discriminación de género, de clase social, color de piel, y planteó que incluso entre mujeres hay discriminación, desigualdad de trato, y que se convierte en cultura, por lo que llamó a terminar con ella, iniciar desde casa con una visión desde la infancia.

Por su parte, Georgina Puebla Cardona, en representación de Suma por la Educación, destacó la importancia de incidir en las políticas públicas del país, con la convicción de que la educación es la herramienta para sacar adelante al país.

“Como docente es urgente que los jóvenes adquieran información y estén preparados para lo que el Siglo XXI les demanda, necesitamos que los jóvenes aprendan a resolver problemas, la familia es el primer lugar donde desarrollan todas sus capacidades y el segundo está en la escuela con equidad e inclusión”, dijo.

Sandra Mejía de la Red por los Derechos de la Infancia de México, que trabajan a favor de niñas y niños en la protección de sus derechos, propuso que el Estado mexicano debe realizar propuestas específicas para erradicar la violación de derechos de las niñas, que las políticas públicas cuenten con perspectiva de género.

Finalmente, Patricia Bernal, actriz y quien ha participado en la prevención de la violencia de género, abordó el tema de la sensibilidad con la cual se provocaría un cambio real en la educación y la cultura.