Recursos del Fonden en la Ciudad de México, sólo para ocho delegaciones

El titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) de la Ciudad de México, Felipe de Jesús Gutiérrez Gutiérrez, afirmó ante diputados federales que los recursos del Fonden se darán...

El titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) de la Ciudad de México, Felipe de Jesús Gutiérrez Gutiérrez, afirmó ante diputados federales que los recursos del Fonden se darán de forma directa a los damnificados mediante tarjetas para la compra de material y asesoría técnica para la reconstrucción, y sólo será en ocho delegaciones en las que hubo daños por el sismo del 19 de septiembre.

Al comparecer ante la Comisión de la Ciudad de México de la Cámara de Diputados, el funcionario local apuntó que el número de inmuebles a demoler hasta el momento se han identificado 50, de los cuales 24 ya están dictaminados.

Indicó que muchos de las daños de edificaciones aledañas a las afectadas se deben a que no se respetaron los límites de colindancia ni la altura.

De los más de 15 mil inmuebles evaluados, 94 por ciento son construcciones anteriores a 1985, además de que los dictámenes fueron realizados de manera gratuita, a través de un Procedimiento de Cédula de Evaluación Postsísimica, los cuales fueron realizados por unos cuatro mil 500 brigadistas, que iban desde directores responsables de obra, estructuristas e ingenieros, entre otros.

“Siguen pendientes mil 500 solicitudes de dictaminación, más otras para edificios afectados que sus dueños no presentaron la solicitud”, explicó.

Destacó que el mayor daño (80 por ciento) fue en edificios de hasta seis niveles, mientras que otro 14 por ciento se registró en inmuebles de hasta 10 pisos.

En cuanto a las donaciones, destacó que el Gobierno de la Ciudad de México no ha recibido ninguna de forma directa, sino que fueron a través de fundaciones que se coordinan con afectados para la reconstrucción de viviendas.

En lo que refiere al uso de la reserva territorial, dijo que el proceso depende de diferentes factores. Sobre la posibilidad de pozos para conocer el movimiento de las capas de la tierra, reconoció que “no es un tema sencillo”.

Mientras que el secretario de Obras y Servicios del Gobierno de la Ciudad de México, Edgar Tungüí Rodríguez, consideró que la normatividad de construcción ha sido suficiente, incluso sufrió modificaciones en 1994, pero es revisada constantemente para conocer si se puede modificar para mantenerla actualizada.

Sobre las demoliciones, detalló dijo que para esta etapa se han dispuesto 260 millones de pesos; sin embargo, se requerirán para este fin y remover el escombro por lo menos 800 millones más, especialmente porque se espera que lleguen a 100 las construcciones que deban ser derribadas.

“Se permite a los damnificados la recuperación de sus pertenencias, siempre y cuando la entrada al inmueble no represente un riesgo para la integrad de las personas o un riesgo de colapso”, expuso.

En su opinión, es importante valorar algunos edificios, a fin de conocer cuál es su comportamiento en futuros eventos, lo cual ayudaría a recabar datos para mejorar los procesos de construcción.

En tanto, la presidenta de la Comisión de la Ciudad de México de la Cámara de Diputados, Cecilia Soto González, indicó que el presupuesto del año próximo para la Ciudad de México “deberá reflejar las necesidades de la urbe antes las situaciones extraordinarias por los sismos del 7 y el 19 de septiembre”.

El panista Santiago Torreblanca Engell señaló que existe desconocimiento de los ciudadanos en edificios que fueron revisados, y que presentaron daños menores, pero no estructurales, ya que no se les otorga el dictamen.

A su vez, la diputada Ariadna Montiel Reyes, de Morena, aseguró que la principal queja de personas que sufrieron daño en sus viviendas es que los especialistas o Director Responsable de Obra les piden de 80 mil a 100 mil pesos por realizar un dictamen.